La necesidad de aprobar el texto del Poder Ejecutivo fue ratificada este vie" />

Presupuesto Nacional: El oficialismo pidió una sesión especial para el miércoles

La necesidad de aprobar el texto del Poder Ejecutivo fue ratificada este viernes por seis gobernadores, que advirtieron sobre el peligro que entrañaría no contar con la herramienta económico-financiera, y criticaron a la oposición a la que acusaron de poner «palos en rueda».

 

 

En la sesión solicitada para el miércoles a las 10,30, el oficialismo buscará aprobar el Presupuesto 2011 que no pudo ser aprobado esta semana porque la oposición logró imponer su criterio para que la iniciativa regresara a la comisión de Presupuesto, que preside el diputado del Frente para la Victoria Gustavo Marconato.

Fuentes del FPV, en tanto, sostienen que no es necesario convocar nuevamente a la comisión, ya que los dictámenes del Presupuesto 2010 «tienen vigencia y no hace falta emitir un nuevo despacho».

«No es necesario que se reúna la comisión porque el proyecto ya tiene dictamen y ese dictamen sigue vigente, no se cayó. Por eso, vamos a insistir este miércoles en el tratamiento del Presupuesto en el recinto», aseguró a Télam la diputada María Teresa García, secretaria parlamentaria del bloque del FPV.

De hecho, existen antecedentes en ese sentido que se remontan a 1986, cuando el cuerpo autorizó que un proyecto de reforma del impuesto al valor agregado se volviera a discutir sin que la comisión, a la que había sido enviado el texto, se expidiera sobre el mismo.

Si bien el radicalismo, el PRO, el GEN y el socialismo dieron quórum el miércoles para habilitar la discusión en el recinto del Presupuesto, esa actitud no fue unánime en el Grupo A, y generó controversias internas y acusaciones cruzadas entre la Coalición Cívica (CC) y la UCR.

En ese marco, la titular de la CC, Elisa Carrió, cuestionó a la UCR «por haber colaborado con el oficialismo con el quórum», y denunció la supuesta «compra» de voluntades para facilitar el número.

Esa situación derivó además en la convocatoria a la comisión de Asuntos Constitucioanles, que preside Graciela Camaño (Bloque Peronista), que se reunirá el miércoles a las 10 con el objetivo de tratar las denuncias sobre supuestas maniobras para que algunos diputados cambiaran el sentido de sus votos, o se ausentaran de la sesión.

Camaño adelantó también que solicitará que a esa reunión asistan además de Carrió, las diputadas Cynthia Hotton (Valores para mi País) y Elsa Alvárez (UCR), quienes también formularon denuncias en ese sentido en el recinto.

Las afirmaciones de Carrió fueron rechazadas por los máximos referentes de la UCR como Ricado Alfonsín, quien sostuvo que esa denuncia era «una barbaridad», y recordó que la decisión de su bancada de dar quórum en la sesión del miércoles pasado obedeció a que la del proyecto de presupuesto nacional «es una ley muy importante».

«El partido radical hizo reuniones previas y ya habíamos llegado a la conclusión de dar quórum para dar el debate y que la gente sepa cómo se administran los recursos», agregó el legislador en declaracione radiales.

En tanto, por el lado del PRO se instaló una fuerte polémica entre los legisladores que destacaron la necesidad de prestar quórum para posibilitar que el Poder Ejecutivo tenga el Presupuesto, y quiénes rechazan el texto y piden que se introduzcan cambios, incluídos en el dictamen de minoría que esa fuerza firmó con el Grupo A.

En ese sentido, los diputados nacionales de PRO, Christian Gribaudo y Laura Alonso, que no estuvieron presentes en el recinto a la hora de votar la vuelta a comisión el Presupuesto, destacaron la necesidad de que el gobierno cuente con una ley de presupuesto y negaron la posibilidad de una fractura en el bloque de PRO.

Desde el oficialismo, la diputada del FPV, Patricia Fadel, insistió con que esa bancada no está dispuesta a aceptar modificaciones al Presupuesto «que cambien la esencia» de la iniciativa, y consideró «malintencionado incluir el 82 por ciento móvil» en las propuestas opositoras.

En el pedido de sesión especial, además del Presupuesto, el oficialismo incluyó en el temario una modificación de la ley de quiebras; y el proyecto para modificar el régimen de empleadas de casas particulares, entre otras cuestiones.

Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: