Vóley: qué le espera a Argentina tras el cierre ante Estados Unidos

El equipo de Javier Weber definirá hoy, a las 16, su posición en el Grupo D del Mundial de Italia. Si vence al campeón olímpico, viajará a Ancona; si pierde, a Milán. Los posibles rivales en segunda ronda.

La selección argentina de vóley ya tiene asegurado un lugar en la segunda ronda del Mundial de Italia y para definir si se clasificará primero o segundo en el Grupo D hay que esperar al partido de esta tarde, a las 16, ante Estados Unidos, una de las grandes potencias del torneo.

Argentina está instalada ahora Calabria y sabe que, cualquiera sea el resultado, deberá armar las valijas. Si gana, su próxima parada será Ancona; si pierde, viajará rumbo a Milán.

A partir de ahí, se abre un abanico de posibilidades sobre los que, no obstante, es difícil especular . Porque si Argentina se clasifica primera, pasará a integrar una zona de tres equipos entre los que estarán el segundo del Grupo E (casi con seguridad el que gane el partido entre Bulgaria y República Checa) y el tercero del Grupo C (que muy probablemente sea Australia, si cumple con el pronóstico y vence a Camerún).

Si pasa segundo, en tanto, jugará con el ganador del Grupo E (todo indica que será Francia, que sólo debe vencer a China) y el tercero del A (está muy cerrado y se define entre Egipto, Irán y Japón). Cualquiera sea el caso, el triangular –del que seguirán adelante dos equipos- se disputará entre el 30 de septiembre y el 2 de octubre.

Si continúa en el torneo, jugará otra zona de tres buscando el pase a las semifinales, entre el 4 y el 6 de octubre. Allí los rivales pueden ser muchos. Haciendo futurología, ganar hoy tendría el problema de enfrentar al local y gran favorito, Italia, antes de las semifinales.

De todos modos, inevitablemente se encontrará con rivales de la talla de Brasil, Cuba, Polonia, Serbia o Francia . Por eso, seguramente la idea que bajará Weber será ganarle a Estados Unidos, para seguir cosechando confianza y alimentar un sueño que estaba en los planes de algunos pocos.

(Infobae)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.