Un 44% de las personas que compraron autos de lujo presenta irregularidades ante la AFIP

Sobre un universo de 847 compradores que adquirieron vehículos por un valor total de 255 millones de pesos, a un promedio de $ 300.000 por unidad, el 25% no está inscripto en Bienes Personales; el 14% está registrado como monotributista y el 5% ni siquiera figura en las bases de datos de la AFIP.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) relevó a 847 personas que compraron autos de alta gama por un valor total de 255 millones de pesos y detectó que el 44% presentaron irregularidades ante el fisco. De los primeros análisis surge que el 25% no está inscripto en Bienes Personales; el 14% está registrado como monotributista y el 5% no figura en las bases de datos de la AFIP. Estos contribuyentes compraron autos por un valor promedio de $ 300.000 la unidad.

En el caso de los monotributistas, se observó que siendo en su mayoría la única actividad que desempeñan, no concuerda con los topes de ingresos establecidos por el Régimen Simplificado y que la capacidad contributiva declarada no es acorde a estas adquisiciones.

Sobre el 5% que no está registrado en la AFIP, se pudo determinar que compraron automotores por $ 180.000.

Además, el organismo relevó a 326 sociedades que adquirieron autos o camionetas de lujo por 112 millones de pesos a un precio promedio de $340.000 por unidad. En estos casos, los contribuyentes deberán acreditar ante la AFIP la disponibilidad de fondos, el destino del automotor, y la imputación de crédito fiscal y gastos acorde a las limitaciones establecidas por las leyes del Impuesto al Valor Agregado y el de Ganancias.

El análisis se realizó sobre la información de los últimos dos años 2008-2009. Además, los datos surgen de un megaoperativo realizado por la AFIP en febrero de este año, donde se fiscalizaron 209 concesionarias, se relevaron 1.247 automóviles usados y se labraron 319 actas por infracciones a los artículos 38, 39 y 40 de la Ley 11.683 de Procedimiento Tributario.

En el marco de este procedimiento se solicitó a los contribuyentes fiscalizados información adicional para poder identificar a las personas físicas y a las sociedades que adquirieron autos de lujo y operan en la clandestinidad o utilizan figuras de testaferros o monotributistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.