Preocupación por la demora de obras en rutas nacionales

“La paralización de la obra en la ruta nacional 50, en el departamento de Orán, y la reducción del ritmo en los programas de mantenimiento en la 34 y en la 16 generan preocupación a los trabajadores de la construcción”. Así lo indicó Augusto Ortiz, secretario general de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), al reconocer que existe un estancamiento en estas obras nacionales y que se trata del mayor problema que aqueja al sector en la actualidad.


Desde la Nación reconocen retrasos en la 50, pero niegan demoras y paralizaciones en las otras rutas.

El sindicalista dijo que por las demoras en el envío de fondos nacionales para la ejecución de las obras, se afecta la fuente de trabajo de unos 300 obreros.

La autopista está paralizada hace casi un año y el avance no supera el 30%. El proyecto fue licitado en 2007 por la Dirección Nacional de Vialidad (DNV), con un presupuesto cercano a los $120 millones. Los trabajos arrancaron en los primeros meses de 2009, pero desde septiembre de ese año los lugareños y quienes recorren esa zona coinciden en que el freno de las tareas es casi total.

Ortiz señaló que en la ruta 34, entre Pichanal y Salvador Mazza, hubo una “fuerte reducción del ritmo del sistema CReMa (Contratos de Recuperación y Mantenimiento)”, que se adjudicó, para ese camino.

Luego describió el mismo escenario para la ruta 16, en Anta.

Cambios

Al ser consultado sobre el estado de obra de estas rutas, Elías Cerezo, titular de DNV en Salta, dijo que se mejorará el ritmo en el mantenimiento en la ruta 34. “Para la ruta 16, desde el empalme con la 34/9 (en el departamento de Anta) y hasta el límite con Chaco, ya se licitaron nuevas tareas”. Cerezo negó abandonos y retrasos: “Ya se terminaron los trabajos de mantenimiento que se habían fijado y ahora arrancarán otros”.

Sobre la autopista de la ruta nacional 50, Cerezo admitió que hubo retrasos y que el avance de los trabajos es del 30%. Además, aclaró que allí se trabaja en dos frentes: obras viales y el mantenimiento de la cinta asfáltica.
La autopista Pichanal-Orán, según un acuerdo, era financiada por el Gobierno nacional, es decir por la DNV, mientras que la Dirección de Vialidad de Salta se encargaba de supervisar la ejecución del proyecto. Ayer, Cerezo confirmó que “ahora sólo estará a cargo de Vialidad Nacional”.

El gremio pide más controles laborales en todo tipo de obra y que se cumplan normas de seguridad e higiene.“En la ruta 50 sigue el mantenimiento hasta Aguas Blancas”. El funcionario también dijo que ya se está realizando el armado de la infraestructura para el puente previsto para el río Colorado y que se hacen las tareas para las alcantarillas.
En el norte provincial esperan con ansias contar con la autopista. Es que ese tramo de la ruta 50 (Orán-Pichanal) tiene los índices más altos de siniestros viales.

Otras demoras

El secretario general en Salta de la UOCRA manifestó que también “hay demoras por parte de la Nación en el envío de fondos para los planes de vivienda. La Provincia se está haciendo cargo”.

(El Tribuno)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.