Urgente: un médico para Animaná

A quien corresponda:
De mi mayor consideración:

Me dirijo a ustedes o por su intermedio a quien debiera llegar mi desesperado mensaje solicitando un MÉDICO PARA ANIMANA.

Realmente, aunque viva a 1600 km. del hermoso pueblo, me gustaría hacer algo por ellos, he mandado notas a distintos medios periodísticos e incluso pensado en la posibilidad de llevar la problemática a un medio televisivo, pero NO ES MI FIN, ENTRAR EN CUESTIONES POLÍTICAS O GUBERNAMENTALES, es más, aún no me queda claro cómo funciona o qué piensa hacer el MUNICIPIO DE ANIMANÁ ante esta falencia de hace cuatro años.

Es por esto que solicito la ayuda de ustedes:

Adjunto una de las notas enviadas y publicada en EL TRIBUNO, INFORMATE SALTA, EL INTRANSIGENTE, y RADIO CAFAYATE, entre otros.

A todos los lectores del diario:

El motivo de esta carta es para ponerlos en conocimiento sobre la terrible situación que está viviendo un pueblo de Salta, llamado ANIMANÁ, que a pesar de tener 1.700 habitantes, NO TIENEN MÉDICO.

A muchos les parecerá increíble, pero es una triste realidad.

Soy de Buenos Aires y en varias oportunidades durante el año, visito el hermoso pueblo.

En más de una oportunidad, necesité para mi familia, la atención médica de urgencia, pero desde hace 4 años, se repite lo mismo, son las enfermeras del Centro de Salud, las que tratan de solucionar, ayudar y luego deben derivar los casos de urgencia a Cafayate y a San Carlos. En los dos nosocomios antes enunciados, le salvaron la vida a mi padre, hasta llegó a Cafayate con un cuadro de A.C.V.

Gracias a los médicos de Cafayate, hoy vive.

Pero no fue el caso de mi primo, René Guaymás, que durante un partido de fútbol en el club Sportivo Animana , el sábado 21 de agosto, sufrió una descompensación.

Inmediatamente sus compañeros solicitaron ayuda, pero como LA AMBULANCIA NO LLEGÓ debió ser sacado y trasladado en un vehículo particular hasta el Centro de salud (que queda a media cuadra) y obviamente, NO HABÍA MÉDICO.

Ante la gravedad del asunto, llegó la ambulancia para trasladarlo a Cafayate, lamentablemente falleció antes de llegar.

Yo me pregunto si el Centro de Salud, funcionara como debe ser,¿ hubiera sido este el desenlace? Ojalá, alguien tome conciencia y se revean estas falencias, no por mi primo que ya no está, sino en honor a él, que era una persona maravillosa, que deseaba el bien a todos.

Por favor , a las autoridades de salud les digo: ANIMANÁ TAMBIÉN EXISTE…

Quedo a vuestra disposición, esperando una respuesta .

Saluda atentamente. Carolina Vera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.