Una tormenta de nieve volvió a postergar la búsqueda de los andinistas desaparecidos en Chubut

Una fuerte tormenta de nieve y viento obligó esta tarde a postergar la búsqueda de los tres montañistas de Mar del Plata en el cerro Cocinero, en el oeste de Chubut, informaron fuentes del Parque Nacional Los Alerces (PNLA).


Los tres jóvenes, experimentados y bien equipados, viajaron a Esquel la semana pasada y anunciaron en la Intendencia del Parque su intención de subir al cerro Cocinero, a 2.280 metros de altitud, en el Cordón Situación, a unos 40 kilómetros al oeste de Esquel.

Indicaron que regresarían el viernes y desde entonces mantuvieron una comunicación telefónica diaria con el Parque, que se interrumpió el jueves en el marco de una intensa nevada.

Por ello brigadistas de Parques Nacionales y el Club Andino Esquel se prepararon para buscarlos, pero debieron esperar hasta que mejore el clima y recién ayer a la mañana caminaron hasta la montaña.

Al llegar al refugio del cerro, ubicado a 1.500 metros de altitud, descubrieron que una gran avalancha de nieve había arrasado la pequeña construcción de montaña, pero no encontraron señales de los montañistas extraviados.

Continuaron la búsqueda con la ayuda de un helicóptero de Gendarmería Nacional, pero al caer la tarde regresaron a Esquel sin novedades.

Esta mañana reanudaron la búsqueda, con refuerzos del Club Andino Bariloche y del centro de esquí La Hoya, además de la asistencia de perros rastreadores, en tanto que las malas condiciones climáticas impidieron el vuelo del helicóptero.

Los rescatistas debieron interrumpir la búsqueda y volver a la tarde a Esquel porque las nevadas hicieron imposible la continuidad del operativo y provocaron una gran inestabilidad en el sector, con riesgos de nuevas avalanchas.

Darío Romiti, coordinador de la búsqueda del PNLA, dijo que «el tiempo empeoró mucho y los brigadistas se replegaron por seguridad».

Romiti explicó que los brigadistas se valen de largas sondas que clavan en el suelo en busca de los andinistas bajo la nieve removida por la avalancha.

«No encontraron nada aún, ni siquiera una prenda o elementos que pudieran haber llevado. Esperamos que mañana mejore el tiempo para reanudar la búsqueda bien temprano», señaló.

Por otra parte, Marcelo Cora, vocero de Parques Nacionales, informó que esta tarde llegaron a Esquel los familiares de los montañistas y que incluso el avión que los trasladó desde Buenos Aires debió hacer varios sobrevuelos por la dificultad del aterrizaje en medio del temporal.

Finalmente los familiares se encontraron con el intendente del PNLA, Ricardo Pereyra, y expresaron su angustia debido a la falta de noticias de los jóvenes.

En diálogo con Télam Pereyra aceptó que temen «lo peor», porque probablemente los andinistas estuvieran en el refugio cuando fue «arrasado por la avalancha».

«Ahí no queda nada, no se ve nada, y la única esperanza que tenemos es que hayan logrado descender del cerro por otro camino y estén refugiados en alguna zona del bosque», agregó Pereyra.

El funcionario estimó que en el sector del refugio se acumularon unos dos metros de nieve, lo que «hace perder el sentido de la ubicación y que los senderos queden totalmente tapados».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.