Mujeres Justicialistas debatieron sobre adicciones y violencia familiar

Sonia Escudero anunció la próxima inauguración de la sede del Peronismo Federal en Salta. “No dejamos de ser peronistas, pero este gobierno ha tomado un sesgo autoritario y antidemocrático”, aseguró.


El pasado jueves por la noche, la senadora nacional Sonia Escudero encabezó la última reunión de mujeres en el Partido Justicialista. En la oportunidad se presentaron los informes de gestión de los proyectos desarrollados desde la Subsecretaría de Acción Política y Derechos Humanos del PJ salteño. Entre otros temas, compartieron sus preocupaciones en relación con la violencia familiar y las adicciones.

En relación con la violencia familiar, hicieron un balance sobre el trabajo realizado a través de la red de asistentes protectoras que funciona en la zona sur de la ciudad con la colaboración de la Fundación Tercer Milenio, proyecto que desde hace unos meses comenzó a formarse, también, en Tartagal.

Pero sin duda alguna, el mayor problema que hoy aqueja a las madres salteñas es el flagelo de la droga que hace mella en la juventud. En tal sentido, se quejaron por la falta de apoyo del estado, pero al mismo tiempo reconocieron que la responsabilidad debe ser compartida, tanto por los padres como por las autoridades gubernamentales.

“Para el Estado, los hijos con problemas de adicciones son un dato más de la estadística. Es necesario caminar por los barrios como Democracia y Siglo XXI para constatar la terrible realidad de niños de 8 y 9 años que se inician en las adicciones”, expresaron las preocupadas mujeres.

En tal sentido, senadora Escudero recalcó la importancia de avanzar en la creación de un programa nacional denominado “Servicio Cívico Voluntario”, tema que por estos días se debate en las comisiones del Senado de la Nación. “La idea es capacitar a los jóvenes en oficios relacionados con las actividades productivas de las provincias, para que puedan tener una rápida salida laboral. Para ello, se busca aprovechar la capacidad ociosa existente en las instalaciones de las Fuerzas Armadas, y además, en colaboración con los Ministerios de Educación provinciales, permitir a los jóvenes  que están fuera del sistema educativo que finalicen sus estudios primarios y secundarios, mediante el pago de una beca”.

El objetivo, en palabras de la senadora, es que “los jóvenes vayan forjando un proyecto de vida, que tengan un oficio que los haga sentir útiles en la construcción de una sociedad mejor”.

Más que elocuente sobre la gravedad del flagelo de la droga fue el comentario de una vecina de barrio San José, quien sólo en el último tiempo asistió “a diez velorios de jóvenes que murieron ahorcados, en la desesperación de no tener proyecto de vida alguno”.

Por último, las madres y trabajadoras pudieron de manifiesto la necesidad de crear un centro de rehabilitación para mayores de 21 años. Con esa finalidad convocaron a una manifestación que realizarán el próximo 9 de septiembre, a las 9 de la mañana en la plaza 9 de julio, para visibilizar su pedido y sensibilizar a la comunidad en relación con la problemática.

“No dejamos de ser peronistas”

Durante la noche del jueves también hubo lugar para la política. En tal sentido, la senadora salteña Sonia Escudero –hoy enrolada en el espacio del Peronismo Federal- explicó a sus compañeras las razones que motivaron su alejamiento, junto al senador Juan Carlos Romero, del bloque del Frente para la Victoria de la cámara alta nacional.

“Luego del conflicto por la resolución 125 y el enfrentamiento con el sector agropecuario notamos un cierto sesgo autoritario y antidemocrático en el oficialismo y una absoluta intolerancia frente al disenso. Por ello decidimos crear un nuevo espacio que pretende buscar consensos sobre los grandes problemas de los argentinos”, expresó la legisladora.

Explicó, además, que por acercarse los comicios partidarios esa sería la última reunión en la sede del PJ salteño, y aprovechó para anunciar la próxima inauguración del local del Peronismo Federal en la provincia. De todos modos, resaltó “no dejamos de ser peronistas ni justicialistas, pero sin diálogo no hay posibilidad de construcción posible”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.