Pan con menos sal, una iniciativa contra la hipertensión

Una Campaña del Ministerio de Salud de la Nación promueve la reducción de sal en la elaboración del pan artesanal, como el puntapié para desarrollar una serie de acciones que ayuden a mejorar la salud de toda la población.


Bajo el lema «Menos Sal, Más Vida», se lanzó esta nueva Campaña del Ministerio de Salud de la Nación –que se desarrolla de manera conjunta con la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines (Faipa) y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti)– que promueve la reducción de sal en la elaboración del pan artesanal, con el objetivo de producir un beneficio directo en la salud de toda la población.

La estrategia, que cuenta con el auspicio de la Organización Panamericana de la Saud (OPS), se presentó en la sede de la cartera sanitaria nacional, y en la ocasión hicieron uso de la palabra el secretario de Políticas, Regulación e Institutos del ministerio, Gabriel Yedlin, la subsecretaria de Prevención y Control de Riesgos, Marina Kosacoff, el director de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades No Transmisibles, Sebastián Laspiur, el presidente de Faipa, Rubén Salvio, y el titular del Inti, Enrique Martínez.

«Cada gramo de sal representa en la Argentina 20 mil eventos cardio y cerebrovasculares y 2 mil muertes al año» , aseguró Yedlin, al tiempo que resaltó que «en el país consumimos entre 12 y 13 gramos de sal por día, cuando lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud es no más de 5 gramos».

Asimismo, el funcionario señaló que «el pan está en todas las casas , y en especial en las más humildes, y es esta justamente la población más afectada por la hipertensión y otros problemas de salud», y consideró que «lo que se está haciendo hoy tiene una enorme importancia y es una estrategia que cuenta con el consenso de los panaderos, de las sociedades científicas y de toda la comunidad».

Por su parte, Kosacoff dijo que «esta es una iniciativa para todos, y no sólo para los que tienen que consumir menos sal», y agregó que «esperamos que este sea el puntapié para desarrollar una serie de acciones que ayuden a mejorar la salud de toda la población».

«Reducir el consumo de sal salva vidas. Por eso, esta medida beneficia a los que por prescripción médica necesitan reducir la sal de la dieta y a los que tienen presión arterial normal. En ambos casos, se disminuye el riesgo de padecer problemas de salud», afirmó Laspiur, y recomendó a la gente «comprar el pan en las panaderías adheridas a esta campaña ; leer las etiquetas de los productos y elegir los que contienen menos sal; agregar sal a los alimentos al final de la cocción y no durante la preparación; y sacar el salero de la mesa y reemplazarlo por otros condimentos que también le darán sabor a sus comidas».

Por último, el titular de Faipa, Rubén Salvio, afirmó que «llegar desde la panadería a la gente con un producto que además de alimentar previene problemas de salud es muy importante para nosotros», y destacó que «trabajamos desde el corazón, con el objetivo de que el cliente venga con la tranquilidad de que le damos un producto saludable» .

En la oportunidad estuvieron presentes representantes de las federaciones de panaderos de todo el país, y de la Sociedad Argentina de Cardiología, de la Federación Argentina de Cardiología, de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial y de la Sociedad Argentina de Nefrología.

Cómo participar de la campaña

Podrán participar hasta el 5 de noviembre todas las panaderías de producción artesanal del país. Luego de la inscripción, cada comercio adherido recibirá un vaso medidor para utilizar la concentración de sal recomendada por cada bolsa de harina; afiches para colocar en el salón del local, en el que se informa a los clientes que allí se venden productos reducidos en sal y productos sin sal, y los beneficios que eso significa para la salud; y afiches para el personal con recomendaciones para la elaboración de los alimentos .

Las panaderías interesadas deberán inscribirse y completar un formulario al que podrán acceder a través de las páginas web de las instituciones organizadoras (www.msal.gov.ar; www.faipa.org.ar; o www.inti.gob.ar) o en el Centro de Panaderos local. Este documento se deberá enviar por correo postal a FAIPA, sita en Bernardo de Irigoyen 1524, Piso 1, departamento 1, (C1138ABH), Capital Federal; al INTI a: INTI – Cereales y Oleaginosas, Casilla de Correo Nº 3 – 9 de Julio – (6500) Provincia de Buenos Aires; o por correo electrónico a pansaludable@inti.gob.ar.

Al cierre de la inscripción, el Ministerio de Salud de la Nación realizará el sorteo de 10 premios entre las panaderías participantes . Estos consistirán en 345 bolsas de harina, 20 cajas de levadura, 36 cajas de margarina y 18 tarros de aditivos, en total.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.