Proponen recomposición ambiental en edificios de altura

El concejal Roque Rueda (PPS), presentó un proyecto de Ordenanza por el que se propicia que los responsables de los edificios en altura que se construyeron en los últimos años violando las normas urbanísticas, procedan a una recomposición ambiental.


Rueda ya había presentado a principios de año un proyecto relacionado con el tema, que fue debatido en diversas reuniones en el Concejo. El nuevo proyecto es una reformulación del anterior, pero encarado desde otro ángulo.

“El asunto es extremadamente difícil de resolver con justicia y a la vez con realismo, porque por un lado tenemos hechos consumados, cuya reversión es prácticamente imposible, dado que afectaría a terceros que en principio actuaron de buena fe”, expresó el concejal. Agregó que, además, “se debe ser cauteloso en la solución, para no terminar comprometiendo más de lo que ya se encuentra comprometido el erario municipal”.

El eje del nuevo proyecto se asienta en la obligación de presentar un Estudio de Impacto Ambiental y Social (EIAS) por aplicación de la Ordenanza 12.745. Roque Rueda estima que esa obligación, que los proyectistas casi en su totalidad no cumplieron, subsiste hasta hoy, a pesar de que distintos estamentos municipales aprobaron los planos de los edificios cuestionados.

“El hecho de que no se haya contado con el Estudio de Impacto Ambiental aprobado anula en principio todas las aprobaciones de proyectos. No porque lo digamos nosotros ahora, sino porque así lo establecía desde un principio la Ordenanza 12.745 y su predecesora, la 11.753”, explicó el edil de Propuesta Salteña.

Las ordenanzas ambientales prevén, asimismo, que la propia aprobación del EIAS no confiere derechos adquiridos, y que por tanto la autoridad de aplicación puede siempre exigir nuevos estudios y nuevas medidas de mitigación o recomposición.

“Si la aprobación del Estudio no confiere derechos adquiridos, mucho menos puede conferirlos su falta de presentación cuando era plenamente exigible”, sostiene Rueda y propone que se intime a la presentación de los EIAS en un plazo de 60 días, bajo apercibimiento de realizarlos de oficio.

En los estudios deberá incluirse obligatoriamente una determinación específica del impacto derivado de los excesos e incumplimientos en que se hubiere incurrido respecto de las normas urbanísticas vigentes al momento de la aprobación de los planos, y la determinación de medidas de recomposición, las que “deberán guardar una relación de adecuada equivalencia con los beneficios económicos que se hubieren derivado de dichos excesos y apartamientos para los responsables”.

Esta Ordenanza tendría efecto sobre todos los edificios aprobados por las comisiones CASA y CAT y el propio Concejo Deliberante a través de ordenanzas de excepción.

Prensa Bloque Propuesta Salteña

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.