La Ciudad (Bs.As.), había vetado la posibilidad de que usuarios conserven su número de celular

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires había vetado ayer el proyecto de portabilidad númerica sancionado por la Legislatura porteña, que permitía a los usuarios conservar su número de télefono aunque cambiaran de empresa proveedora del servicio. Finalmente, la administración kirchnerista lo reglamentó a nivel nacional.

Entre otras cosas, según el decreto firmado por Mauricio Macri y publicado ayer en el Boletín Oficial, el gobierno local esperaba la definición del Ejecutivo nacional.

Además, «y sin dejar de reconocer la existencia del derecho ni la importancia de su efectivo cumplimiento, no se advierten beneficios reales que puedan surgir para los usuarios como consecuencia de la eventual aplicación de la norma propuesta, la que, por el contrario, podría generar innecesarios conflictos entre las partes interesadas».

Agregó el decreto que «también deben ser tenidas en cuenta las derivaciones resultantes de que el Estado obligue a proporcionar información sólo parcialmente cierta, en relación al derecho a la información adecuada y veraz consagrado por el articulo 42 de la Constitución Nacional, y su similar artículo 46 de la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires».

Al respecto, el legislador Gonzalo Ruanova, de Nuevo Encuentro, aseguró a Télam que el veto de Macri fue «inexplicable» y que hubiera impedido que «todos los que quieran adquirir un teléfono celular conozcan que tienen el derecho de mantener el número».

«La posibilidad de que el número pertenezca a la persona es un sistema que se aplica en diferentes países del mundo (por ejemplo, México, Brasil, España, Portugal o Ecuador) y su implementación obligó a las empresas prestadoras a mejorar sus prestaciones y servicios técnicos y a bajar las tarifas», completó Ruanova.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.