Más del 90% de los lesionados en accidentes de tránsito tiene algún grado etílico en la sangre

El hospital San Bernardo insiste con los controles de alcoholemia a los conductores salteños, luego de observar un aumento de lesionados en accidentes de tránsito. Se sumaron varios episodios protagonizados por choferes en estado de ebriedad en las dos últimas semanas: el más doloroso fue la muerte de un niño en Villa Floresta, quien fue embestido en la puerta de su casa por un conductor borracho, según lo comprobaron las pericias.



Marcelo Gutiérrez, gerente de Atención a las Personas del nosocomio, comentó que escuchó que bajaron los accidentes de tránsito. “No dudo que sea así, no manejamos cifras de lo que ocurre en la vía pública, pero aquí, en la guardia, cada vez tenemos más demanda de ese tipo de pacientes, muchos de ellos con lesiones muy graves”, advirtió el profesional.

Trágicas consecuencias

El último fin de semana, por ejemplo, en el registro “Accidentología” se consigna que fueron atendidos 70 pacientes en total. De ellos, 25 fueron por tránsito (10 por moto), 23 varios (domésticos, deportivos), 15 agresiones personales (riñas, patotas), 2 intentos de suicidio (ambos varones, mayores de edad) y 5 intoxicaciones etílicas (todos varones y mayores de edad).

Más del 90% de estos pacientes tenían algún grado de alcohol en la sangre. Esto alerta una vez más sobre las trágicas consecuencias de conducir bajo sus efectos y de abusar de la bebida. “Es lo de siempre”, insistió Gutiérrez.

“En este tipo de pacientes es muy raro que no esté involucrado el alcohol. Especialmente en tránsito, prácticamente todos tienen algún grado de intoxicación etílica”, estimó.

Acciones permanentes

En relación con la campaña “Tolerancia cero”, que instrumentará el municipio, el hospital San Bernardo acompaña la iniciativa con la propuesta de que sean acciones permanentes.

Ninguna persona debe viajar en moto sin casco, tanto conductor como acompañante. Y quien esté al frente “debe portar todos los documentos que exige la ley; papeles del vehículo, carné de conductor, etc.”.El tema del cinturón de seguridad en los coches es otra cuestión que ya tendría que ser de uso masivo, “y porque así lo obliga la legislación”.

Lo mismo que no usar el celular cuando se conduce, “tampoco manos libres ni audífono. Ni ir escuchando música o radio en niveles que impidan advertir lo que pasa en el entorno. Porque si del otro lado viene un vehículo de emergencia, como una ambulancia o un carro bomba, no lo voy a escuchar”.

(El Tribuno)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.