Manifiesto Liminar de la Reorganización del Peronismo

Consideramos militante de la causa popular al que voluntariamente asume como propias las necesidades de su pueblo, y lucha con él hasta conquistar los derechos que las satisfagan.


Seguimos siendo peronistas, a décadas de la muerte física de Juan Domingo Perón y de Evita, no solo por la excelente administración pública 1946-1955, que transformó la Argentina con crecimiento y desarrollo inéditos hasta ese momento, sino porque ambos representan la revolución en paz, pues la opción por los humildes, se tradujo en hechos y derechos de los que disfrutó el pueblo y que  hoy algunos de esos derechos debemos recuperar.

Su gestión de gobierno con planificación, justicia social, soberanía e independencia, tuvo como sustento ideológico y doctrinario principios esenciales que permanecen mas allá del tiempo, de los avances tecnológicos y de la globalización anticipados por Perón y expresados en libros como La Comunidad Organizada , Conducción Política, y en mensajes como el de 1972 dirigido a los pueblos y gobiernos del mundo, alertando sobre el deterioro de la naturaleza o el mensaje al Congreso de la Nación del primero de mayo de 1974 instituyendo el Modelo Argentino.

La pasión de Evita y la conducción de estadista de Perón, deben ser nuestras guías.

 

NECESIDAD DE RECONSTRUIR LAS AGRUPACIONES, COMO HERRAMIENTA DE PARTICIPACION POLITICA.

 

· Tradicionalmente la representación partidaria y de gobierno en el Partido Justicialista, se resolvía a través de elecciones internas, sin exclusiones, permitiendo así cumplir con el apotegma  “El que gana conduce y gobierna y el que pierde acompaña”. Las restricciones a la democracia interna de los últimos tiempos produjo el éxodo de peronistas que en algunos casos conformaron otros partidos políticos, y en otros casos se encuentran sin encuadramiento alguno. Por ello podemos  decir que los peronistas no están sólo en el Partido Justicialista.

· El modo más eficiente de organización de los peronistas dentro de los partidos ha sido la Agrupación. Por ello debemos organizarnos para participar en la vida interna de los partidos y en el seno del Pueblo en el Movimiento Nacional.

· Las agrupaciones dentro de los partidos políticos han sido las que contenían los diversos matices y afinidades conceptuales y personales dentro del marco ideológico y doctrinario general, y fomentaban y canalizaban el encuadramiento y la participación política. Fueron además, órganos donde los militantes hacían la carrera de los honores militando activamente para luego competir por los cargos de conducción.

 

MI UNICO HEREDERO ES EL PUEBLO

 

El Peronismo no debe tener dueños y  todos los peronistas tienen que tener en su mochila el bastón de mariscal.  El Movimiento destinado a ser revolucionario o nada. El que hizo opción por los humildes, debe ser conducido por los mejores y más comprometidos con la causa popular. Los militantes y los peronistas en general, por la falta de organización, no pueden elegir a los mejores, por que esa elección, en la actualidad se encuentra condicionada por el poderío económico.

 

LA AGRUPACION “LISTA AMARILLA”

 

Surge en el año 1982 de una alianza entre diversas Agrupaciones, entre las que sobresalen Reconquista y Coalición del Interior, cuya característica principal era su organización política y su inserción social, a través de sus cuadros políticos, gremiales, juventud y rama femenina. En las elecciones internas del Partido Justicialista de 1983, cada agrupación o alianza debía elegir un color. De allí la denominación de Amarilla. Participaron asimismo la Lista Roja, la Blanca y la Verde.

Gana la lista Roja con Roberto Romero como candidato a Gobernador. Con el acompañamiento de todo el peronismo  obtiene la gobernación y luego integra en su gabinete a todos los sectores del peronismo, que lo acompañaron lealmente en los cuatro años de su mandato. Roberto Romero  reconoció e integró al gobierno a cada sector del peronismo por lo que se fue diluyendo paulatinamente la acción y el protagonismo de las diversas agrupaciones.

La muerte de Roberto Romero provoca una crisis de conducción en el  Peronismo, por la desorganización de los peronistas debido a la ausencia de las agrupaciones que los contenían, y permite en consecuencia, en los tiempos que se suceden luego, un manejo con rasgos autocráticos y con escasa participación popular.

 

CONDUCIR ES PERSUADIR Y MANDAR ES OBLIGAR decía Perón.

 

La Agrupación Lista Amarilla, constituye una generación de amigos como pedía Perón, cuyos compañeros se encuentran diseminados por toda la provincia, reclaman conducción y no mando, como en los cuerpos militares… Por ello hemos comenzado el proceso de reorganización, para convocar a todos los peronistas sin distinción, para canalizar la militancia con el objeto de ser protagonistas de la conducción del Partido.

· El papel que los “Amarillos” quieren cumplir es el de núcleo convocante y que sirva de basamento para la organización de todos los peronistas dispersos, para obtener una capacitación permanente, recuperar para todos la posibilidad de lograr el bastón de mariscal, y reemplazar la importancia de la riqueza en la elección de los cargos.

· Esto se podrá lograr con organización y compromiso militante y  con el protagonismo de los peronistas que podrán contar actualmente con el uso de herramientas modernas y accesibles de comunicación.

· La lista amarilla siempre fue una organización de cuadros y seguirá con esta metodología de trabajo. Se propone interesar a la juventud para su participación política, no solo como modo de influir en las grandes decisiones, sino también como factor de inclusión social. Siempre tuvo cuadros que fueron  protagonistas en los gobiernos nacional, provincial y municipal. Y para ofrecer a los gobiernos peronistas funcionarios eficientes.

· Se propone nuclear el conocimiento y difundirlo, a través de un Centro de Estudios abierto a todos los sectores y donde todos los temas que interesan a la sociedad sean objeto de estudio y debate, como por ejemplo: la radicación de industrias en Salta especialmente en el Departamento San Martín para suplir las carencias provocadas por la privatización de YPF; el correcto funcionamiento del sistema republicano de gobierno; la democracia participativa y directa; la posible modificación del sistema electoral; la conveniencia de la limitación de las reelecciones en todos los cargos. El funcionamiento de los servicios públicos; los proyectos estratégicos como el del Río Bermejo; el Belgrano Cargas o el Corredor Bioceánico. Etc…

Nunca más ningún gobernador podrá decir que utiliza funcionarios no peronistas porque no existen peronistas capacitados. El deber del peronista es capacitarse para ser más útil al país.

 

Los partidos y las agrupaciones deben ser un lugar de formación de conciencia cívica para consolidar una Argentina diferente. No queremos el culto al individualismo y a la teoría del jefe. Un pueblo organizado, que piensa y que participa impide que los dirigentes se crean mas de lo que son, se olviden de donde vienen y a quién tienen que servir.

 

EL PERONISTA DEBE SER HONRADO,  LEAL Y TRABAJADOR.

 

· Las necesidades de nuestro Pueblo constituyen un derecho, como enseñaba Evita. Y sus carencias no deben ser utilizadas para lograr un resultado electoral. Al tratar al hombre como una cosa, se le ha quitado su esencia humana; se ha desintegrado su familia al dejarlo sin trabajo; se le ha quitado la esperanza, les robaron las utopías y han precipitado a nuestros hijos a la drogadicción, la prostitución y la delincuencia. Debemos reconstruir el tejido social severamente dañado.

· Vamos a predicar los valores peronistas simples, humanistas y cristianos y vamos a exigir a nuestros funcionarios no solo eficiencia sino honestidad.

· Los logros deben ser fruto del esfuerzo y no de la dádiva. Todo argentino y todo habitante de nuestra tierra, tiene el derecho y el deber de trabajar.

· Los peronistas en la función pública deben estar para servir al pueblo con probidad y con eficacia, utilizando la planificación como herramienta fundamental de una acertada gestión de gobierno.

· Nuestra lealtad con quiénes gobiernan será apoyar fuertemente todos los actos consustanciados con la voluntad del pueblo, sin excluir la crítica cuando corresponda.

· El movimiento que reiniciamos se prepara para que los militantes sean protagonistas en el gobierno, tanto del partido como de la Provincia.

· Nos reorganizamos para permanecer en el tiempo, cubrir toda la provincia y ser protagonistas en el orden nacional. Para ello estaremos capacitando a la generación que nos sigue para conducir.

· Transitaremos un espacio y un tiempo juntos. Transferida la posta, la conducción y la ejecución estará en manos de un grupo humano más joven y más capacitado. Los mayores aportarán su experiencia, pues siempre serán parte de este proceso.

“POR ENCIMA DE LOS DESENCUENTROS, NOS PERTENECE POR IGUAL LA SUERTE DE LA PATRIA, EN LA QUE ESTÁ CONTENIDA LA SUERTE DE CADA UNO DE NOSOTROS, EN SU PRESENTE Y EN SU PORVENIR.”

J.D.PERON

Aportar sugerencias a listamarilla@gmail.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.