Pagaron para que no retiren un ataúd de una tía, pero se trataba de otra persona

A través de un aviso en el diario que publicó la Municipalidad por las deudas en el Cementerio de la Santa Cruz se enteraron de que si no pagaban $500 que supuestamente adeudaban, el ataúd donde se encuentra un pariente, sería trasladado a un depósito. Reunieron la plata pero resultó que el difunto no era el familiar de ellos sino alguien con el mismo nombre y apellido.



Marcelo Fernández y otros de sus familiares se enteraron por el diario que el cajón fúnebre de una difunta tía suya de apellido Quispe iba a ser trasladado al depósito del Cementerio municipal si no se pagaba una suma de $ 500 adeudada.

Reunieron el dinero pero con muchas dudas ya que otro familiar se había encargado de pagar tiempo atrás por el espacio donde estaba el cajón hasta el año 2013, adeudando solo gastos menores en materia de mantenimiento y limpieza.

Tras pagar los $500 exigidos, fueron a ver el cajón y se encontraron con que no era el de su pariente sino el de una mujer con su mismo nombre y apellido.

Hasta el momento siguen reclamando porque nadie del Cementerio les ha devuelto el dinero erróneamente cobrado.

(FM Pacífico)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.