Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el conflicto de micros de larga distancia

El ministerio de Trabajo dictó hoy la conciliación obligatoria por un plazo hábil de cinco días en el conflicto que mantienen la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y las cámaras empresarias de la actividad por el pago de viáticos a los choferes, por lo que el gremio levantó el paro en dos de las tres cámaras del sector, informó Mario Calegari.


El instrumento 14.786 fue impuesto por el director nacional de Negociación Colectiva de la cartera laboral, Adrián Caneto, quien convocó a las partes a nueva audiencia para las 15 del martes 20.

Calegari, secretario de Prensa de la UTA -que lidera Roberto Fernández- aclaró sin embargo que «las cámaras AETA y CEAP se avinieron a firmar un acuerdo de renocimiento de pago, aunque no así la CELADI, por lo que en esas empresas continuará el paro».

Las cámaras AETA y CEAP reconocieron en Trabajo el pago de los viáticos a los choferes, por lo que la UTA levantó la huelga iniciada a la 0 de hoy, aunque Calegari explicó que si para esta noche la cámara CELADI «no hace lo propio continuará en el conjunto de las empresas de esa cámara la huelga nacional».

Hoy se registraron serios incidentes en el barrio porteño de Barracas, en el que desconocidos quemaron siete ómnibus.

La UTA había dispuesto en la tarde de ayer una huelga nacional de 24 horas a partir de la medianoche en todas las empresas de transporte de larga distancia en demanda del pago de viáticos.

La protesta se originó en «el incumplimiento de un acta-acuerdo oportunamente firmada en el ministerio de Trabajo».

Los choferes de micros de larga distancia acordaron elevar de 165 pesos a 210 los viáticos que perciben cuando se encuentran fuera de su lugar de residencia, explicó el dirigente sindical.

Esos viáticos cubren desayuno, almuerzo, cena y lugar de descanso, afirmó Calegari.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.