Continúa la incertidumbre sobre la votación del matrimonio gay

Desde las 14:20, la cámara Alta debate modificaciones al código civil que permitan el matrimonio entre personas del mismo sexo. La presencia de la UCR fue clave para garantizar el quórum. La senadora María José Bongiorno adelantó que se abstendrá, algo que podría volcar la balanza a la hora de la votación, que será a la madrugada.


El Senado inició a las 13:15 la sesión en la que definirá la suerte del proyecto que modifica el Código Civil y habilita el matrimonio entre personas del mismo sexo, que ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados.

Con 37 senadores presentes, arrancó la sesión en la que el pleno del cuerpo deberá pronunciarse sobre la iniciativa que respaldan el oficialismo y una parte de la UCR, dado que el dictamen sobre unión civil fue considerado ayer «antirreglamentario» por la presidencia del Senado.

La sesión abrió con un duro discurso de la senadora Lilia Negre de Alonso contra el presidente provisional del cuerpo, José Pampuro, a quién le cuestionó los motivos por los cuáles impugnó el dictamen de mayoría sobre la unión civil (ver notas relacionadas).

Luego del cruce, que tuvo la intervención de Miguel Ángel Pichetto y de Sonia Escudero, entre otros, se puso a consideración el dictamen que respalda lo aprobado por Diputados en mayo.

– Negre de Alonso, una vez más, tomó la palabra para argumentar por qué está en contra del proyecto de matrimonio igualitario. En una movida inédita en la Cámara alta, la senadora pidió que se apaguen las luces del recinto y solicitó que se emita un video para fundamentar su posición, algo que generó críticas de algunos de sus pares.

– Liliana Fellner fue la primera senadora en argumentar su posición a favor de los cambios en el código civil que cuentan con el aval de la mayoría de los legisladores del oficialismo, en un discurso que fue celebrado por legisladores de distintas bancas.

«No creo que una persona se vaya hacer homosexual porque haya una ley que permita el casamiento entre personas de ambos sexos», dijo. Y señaló: » Estamos legislando para el matrimonio civil, en un estado laico, dentro de una construcción social, economica y cultural».

– Luis Juez también adelantó que respaldará el matrimonio entre personas del mismo sexo. «Desde el derecho no hay impedimentos para negarles derechos a las minorías», argumentó el cordobés, quien intercambió chistes con argumentos jurídicos para fijar su postura.

– Beatriz Rokjés de Alperovich utilizó argumentos similares a los de Fellner para adelantar que también respaldará al matrimonio igualitario.

– María José Bongiorno, del Frente para la Victoria, sorprendió a todos y dijo que se abstendrá, pese a que en una primera instancia se creía que iba a votar en contra. Bongiorno planteó objeciones con respecto a la adopción. «Me abstengo porque no encontré otra opción para armonizar ambos proyectos», agregó.

– Horacio Lores, del Movimiento Popular Neuquino, opinó que primero habría que conocer cuál es la sensación mayoritaria de la sociedad y por eso dijo que lo senadores hablan “exclusivamente” en función de sus pretensiones personales.

Más allá de ello, adelantó que está a favor de la unión civil, así que votará en contra del dictamen que se debate en la tarde de hoy en la Cámara alta.

– Sonia Escudero, del Peronismo Federal, inició su discurso celebrando que la dirigencia política y la sociedad toda hayan encarado con seriedad el debate. Según dijo, está a favor de la unión civil, pero el «oficialismo obligó a la Cámara a un tratamiento exprés, a todo o nada», en alusión a la impugnación de ayer de Pampuro.

«No voy a apoyar el proyecto que llega con media sanción de la Cámara de Diputados. La media sanción no ha hecho una reforma integral y si se aprueba, estaremos declamando derechos, pero no concediéndolos», dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.