Transferencia de servicios tercerizados

Sobre la reunión efectuada ayer,en la Comisión de Asuntos Laborales con el ministro de Trabajo, Rubén Fortuny, la diputada provincial Virginia Cornejo (PPS) manifestó que “quedaron cuestiones sin respuesta que nos preocupan, porque tienen que ver con los intereses de los trabajadores”.


La legisladora comentó que en el encuentro, en el que también estuvo presente el secretario de Trabajo, Eduardo Costello, quedó claro que el Ministerio de Trabajo sólo realiza un control estrictamente formal en el proceso para homologar el traspaso de los servicios tercerizados, en manos de las empresas Todolimp, Trabasani y Cocirap, de ATSA, a la Fundación Solidaridad y Trabajo.

“El ministro afirmó que los requisitos exigibles están cumplidos, y que el Ministerio debe controlar que el consentimiento de las empresas, de la Fundación y los trabajadores para esta transferencia se haya formalizado”, dijo la diputada Cornejo. Sin embargo, opinó que “se trata de un control estrictamente formal, sin constatar si existió una manifestación de voluntad verdadera de cada trabajador, lo cual es de suma importancia, dadas las denuncias sobre que habrían existido presiones para obtener las aceptaciones”.

Virginia Cornejo dijo que “el Ministerio toma como suficiente las manifestaciones de voluntad efectuadas mediante nota, con certificación de firmas, pero sería importante que se hubiera previsto una reunión con los trabajadores para que expongan libremente su situación laboral y su opinión con respecto a la transferencia”.

Derechos de los trabajadores

Tanto el ministro Fortuny como el secretario Costello coincidieron en señalar que el Ministerio realiza un control formal del cumplimiento de las normas laborales para homologar la transferencia. No obstante, no existen garantías de que la responsabilidad solidaria que debe existir entre las empresas y la Fundación ante eventuales reclamos y juicios de los trabajadores, sea realmente efectiva, porque el Ministerio de Trabajo no sabe si las sociedades anónimas se disolverán o no.

“El Ministro no pudo precisar qué pasará con las acciones que los trabajadores tienen en las empresas Todolimp, Cocirap y Trabasani, puesto que este tema excede su competencia”, comentó la diputada Cornejo, agregando que este tema “también merece una explicación”.

Otro aspecto que no queda claro es el control sobre la correcta categorización de los empleados. Sobre este punto, el Secretario de Trabajo dijo que no se hace un control de oficio para verificar el efectivo cumplimiento de las normas pertinentes, ya que sólo se procede a controlar ante una denuncia concreta.

Tampoco el Ministerio controla si se cumple con el pago de las ART y si las retenciones que las empresas hacen a los trabajadores en concepto de previsión social son efectivamente transferidas a la ANSES, ya que, según manifestó Eduardo Costello, no tienen facultades para hacerlo.

“Como conclusión, tenemos que el Ministerio de Trabajo no realiza una efectiva y real defensa de los intereses de los trabajadores y se limita a un control meramente formal del proceso de transferencia”, opinó la diputada Virginia Cornejo.

Prensa PPS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.