COPAIPA, Cine Club de los miércoles

Sr Director

En el mes de Julio, Nuestro Cine Club exhibirá un Ciclo de películas de realizadores iraníes, y en cada proyección, el Director Alejandro Arroz introducirá una breve charla sobre Guión Cinematográfico. Las presentaciones son para socios exclusivamente y se realizarán en nuestra sala de General Güemes 529, a las 21:00 horas.


PROGRAMA

Miércoles 7 de Julio

CHARLA: Introducción a la narrativa iraní.

EL CICLISTA de Moshen Makhmalbaf (1987)

TÍTULO ORIGINAL: Bicycleran

GUIÓN: Mohsen Makhmalbaf

MÚSICA: Madjid Entezami

FOTOGRAFÍA: Ali Reza Zarrindast

REPARTO: Moharram Zaynalzadeh, Esmail Soltanian, Mohammad Reza Maleki, Firouz Kiani, Samira Makhmalbaf

DURACIÓN: 95 minutos

 

SINOPSIS: Nassim, un refugiado afgano, necesita dinero para pagar las facturas del médico de su mujer. Un agente de negocios de mala fama propone astutamente que Nassim compita en un maratón en bicicleta. La esperanza depende de la habilidad de Nassim para recorrer en círculo una zona poco extensa en las afueras de la ciudad, 24 horas al día durante una semana. Jugadores, músicos callejeros y corredores de apuestas utilizarán el sufrimiento de Nassim en su propio beneficio.

 

Miércoles 14 de Julio

 

CHARLA: Formas narrativas en el cine contemporáneo. La narrativa circular en el cine iraní.

 

EL CÍRCULO de Jafar Panahi (2000)

TÍTULO ORIGINAL: Dayereh

GUIÓN: Kambozia Partovi (Idea: Jafar Panahi)

MÚSICA: Sassan Bagherpour & Ahmad Ardalan

FOTOGRAFÍA: Bahram Badakshani

REPARTO: Fereshteh Sadr Orafai, Maryam Parvin Almani, Nargess Mamizadeh, Elham Saboktakin, Monir Arab, Fatemeh Naghavi

PREMIOS: Venecia (2000) – León de Oro

DURACIÓN: 90 minutos

 

SINOPSIS: Una mujer acaba de dar a luz a una niña. Todavía no lo sabe, pero ella y su hija están ya marcadas… Tres mujeres salen de prisión con un permiso temporal. La necesidad de dinero para huir les llevará a tomar decisiones desesperadas.

 

Miércoles 21 de Julio

 

CHARLA: El fuera de campo en el cine.

 

EL VIENTO NOS LLEVARÁ de Abbas Kiarostami (1999)

TÍTULO ORIGINAL: Bad ma ra khahad bord

GUIÓN: Abbas Kiarostami

MÚSICA: Peyman Yazdanian

FOTOGRAFÍA: Mahmoud Kalari

REPARTO: Behzad Dourani

PREMIOS: Venecia (1999) – Gran Premio del Jurado. Premio Fipresci de la Crítica Internacional

DURACIÓN: 115 minutos

 

SINOPSIS: El rodaje de una película en la pequeña localidad kurdo-iraní de Siah Dareh provocará una pequeña revolución entre los habitantes del pueblo, convencidos de que los miembros del rodaje son en realidad buscadores de un tesoro que se halla en el cementerio local.

 

Miércoles 28 de Julio

 

CHARLA: Los cruces entre la realidad y la ficción en el cine iraní.

 

LA MANZANA de Samira Makhmalbaf (1998)

TÍTULO ORIGINAL: Sib

GUIÓN: Samira Makhmalbaf, Mohsen Makhmalbaf

MÚSICA: Música popular iraní

FOTOGRAFÍA: Mohamad Ahmadi, Ebrahim Ghafori

REPARTO: Massumeh Naderi, Zahra Naderi, Ghorbanali Naderi, Azizeh Muhamadi, Zahra Saghrisaz

PREMIOS: Festival Internacional de Locarno: Premio Fipresci y Mención Especial del Jurado

DURACIÓN: 85 minutos

 

SINOPSIS: Los vecinos de un barrio de Teherán denuncian en la Dirección de Asuntos Sociales la dramática situación en la que se encuentran dos hermanas gemelas de 11 años, encerradas por su padre desde su nacimiento, alegando que sus hijas son como flores que pueden marchitarse con el sol. Cuando las autoridades toman cartas en el asunto, las hermanas quedarán libres y se enfrentarán a un nuevo mundo totalmente desconocido para ellas.

Es la ópera prima de una mujer iraní de 17 años, Samira Makhmalbaf, hija del también realizador Mohsen Makhmalbaf.

 

CINE IRANÍ

 

Lo que prima en el cine iraní es la austeridad, el tratamiento minimalista, el cuidado fotográfico y una historia que se sustenta sola.

 

El cine iraní supone globalmente un punto de vista en lo estético, en lo temático y en lo narrativo. En lo estético porque apuesta por una depuración de la imagen que prescinde de toda superficialidad; en lo temático porque bucea en lo más cotidiano y sencillez de la vida; y en lo narrativo porque parte de unos modelos de guión, al margen de los patrones clásicos en los que un desenlace cierra todas las tramas.

 

La temática transita en lo más cotidiano; en la sencillez de la vida normal; y también es una alternativa porque parte de unos modelos de guión y de héroe al margen de los patrones clásicos, creando una dinámica mítica que nada se asemeja a la vida real.

 

Lo más interesante del cine iraní, es su desapego de los moldes ideológicos del cine occidental.

 

Otra sugerente característica, es que impulsa la implicación del espectador con el rico uso del fuera de campo. Hay mucho cine alrededor de la pantalla que el espectador debe incorporar con su imaginación.

 

También podría hablarse de la importancia que tienen, en el cine iraní, las miradas de los niños, limpias, con las que quiere identificarse el ojo de la cámara.

 

En definitiva, se podría decir que el cine iraní es una mirada transparente, sencilla, cotidiana, pero no carente de sentido crítico, aunque sí de rencor. Un redescubrimiento de la naturaleza, de los gestos, del color y de las metáforas visuales.

 

La otra fuerte característica de este cine, es la preocupación por la situación de la mujer. Por su suerte, la filmografía apuesta, dentro de las estructuras actuales del mundo islámico, por la necesidad de liberarla, moldeando las instituciones, abriendo las cerradas estructuras del Islamismo.

 

Los grandes maestros y sus discípulos

 

ABBAS KIAROSTAMI

 

Nació en 1940 en Teherán. Es considerado como uno de los cineastas y fotógrafos más influyentes y controvertidos del Irán posrevolucionario y es uno de los más consagrados directores de la comunidad cinematográfica internacional.

 

KIAROSTAMI pertenece a la generación de cineastas que creó la renombrada New Wave, movimiento del cine iraní que comenzó en años 60 y se popularizó a partir de 1970. Creó filmes artísticos innovadores con un alto contenido filosófico y político, algunos empleando realismo y otros utilizando metáforas.

 

En 1987, ABBAS KIAROSTAMI visitó una región del norte de Irán, Koker, para rodar allí un filme, ¿DÓNDE ESTÁ LA CASA DE MI AMIGO? Años después, un terremoto sacudió la comarca y el cineasta volvió a la zona para seguir la pista de los actores que intervinieron en la mencionada película. Así nació Y LA VIDA CONTINÚA (1991) y mientras filmaba,  KIAROSTAMI se fijó en una de las anécdotas de este pueblo: un joven quería casarse con una mujer cuya familia lo rechazaba porque él no tenía casa propia. Dos años más tarde utilizó esta historia para realizar en la región, este tercer largometraje A TRAVÉS DE LOS OLIVOS.

 

ABBAS KIAROSTAMI se perfila como un realizador irresistible de visiones que pueden ser mentales y no necesariamente expresas.

Es dueño de un raro talento. Sin necesidad de narrar en los términos convencionales, consigue muchas veces el mismo efecto: interesar al público y sostenerlo en flotación.

 

También es poeta; publicó una colección de sus producciones en 1999.

 

Tras sus primeros largometrajes y su trilogía filmada en Koker, le llegó el reconocimiento internacional con la Palma de Oro del Festival de Cannes de 1997 por EL SABOR DE LAS CEREZAS. Desde entonces ha continuado su obra cinematográfica con EL VIENTO NOS LLEVARÁ (1999); ABC ÁFRICA (2001); TEN (2002); FIVE dedicado al director OZU, (2004); TICKETS (2005); ROADS OF KIAROSTAMI (2006); SHIRIN (2008) y COPIE CONFORME (2010), la primera película rodada fuera de Irán.

 

Además participó en instalaciones museísticas y exposiciones de su obra fotográfica.

 

En 2006, expuso Correspondencias, una obra contrastada, pero también cruzada entre VÍCTOR ERICE y ABBAS KIAROSTAMI: un intercambio de cartas escritas/filmadas.

 

La primera similitud plausible entre ambos cineastas es que ninguno de ellos se ha sometido a las leyes del cine como industria y como mercado, sino que realizan su obra con la soberanía propia de un artista. La segunda tiene que ver con los temas que abordan en sus películas: para ambos el cine es indisociable de la infancia, que han convertido en punto de partida y en tema. Pero también han coincidido en otros motivos: el paisaje, el pueblo, los caminos, la naturaleza, el árbol, el silencio, la meditación…

 

KIAROSTAMI y Erice también tienen en común aspectos formales: el gusto por un cine que se toma su tiempo para contemplar las cosas del mundo, un cine basado en la observación minuciosa, la paciencia y la atención a las pequeñas cosas. Para ambos el tiempo es su materia prima.

 

En el 2006 publicó, en edición bilingüe, su poemario “Compañero del viento”, traducido por Clara Janés y Ahmad Taherí.

 

Vale agregar, que ABBAS KIAROSTAMI ingresó en el Instituto para el Desarrollo Intelectual de Niños y Adolescentes de Teherán y esta cercanía a la infancia es palpable en su obra, con rostros que emanan naturalidad, mentes inquietas, y a la espera de un futuro alentador de un pueblo humilde.

 

En definitiva, el toque de optimismo inherente al cine de ABBAS KIAROSTAMI; el sonido directo; la falta de música y los silencios prolongados componen el espacio sonoro de su cine. Las imágenes fluyen sin necesidad de más apoyo y el director se toma el tiempo necesario para explicar lo que sucede en el interior de sus personajes a través de su inimitable uso de la cámara.

 

Sin duda, KIAROSTAMI es el director iraní con mayor proyección internacional y gracias a él conocemos el trabajo de otros de sus compatriotas.

KIAROSTAMI dijo: «El cine es la historia de la distancia entre el ser real y el ser ideal».

 

LA FAMILIA MAKHMALBAF (MOHSEN, MARZIYEH, SAMIRA, MAYSAM Y HANA)

 

MOHSEN MAKHMALBAF (1957) es el padre, autor de GABBEH, EL SILENCIO y KANDAHAR.

Nació en una familia humilde de Teherán. Implicado desde joven en militancia política radical acabó en la cárcel.

Se convirtió en escritor y cineasta. Ha escrito de 20 libros.

Desde 1996, también se ha dedicado a enseñar, fundando la Makhmalbaf Film House. Sus películas están atravesadas de poesía visual, por muy duros que sean los temas que aborda

MARZIYEH MESHKINI (1969), es la esposa. Directora de EL DÍA QUE ME CONVERTÍ EN MUJER.

SAMIRA (1980), es la hija mayor. Autora de LA MANZANA y LA PIZARRA.

MAYSAM, (1981) es el hijo varón, productor de BUDA EXPLOTÓ POR VERGÜENZA que dirigiera su hermana menor, HANA a los 18 años. Sus primeros trabajos fueron como camarógrafo, editor y fotógrafo. En el 2000 dirigió un documental llamado CÓMO SAMIRA HIZO LA PIZARRA, describiendo el trabajo de su hermana, que se convirtió en una directora extraordinaria.

 

JAFAR PANAHI

 

Nación en la ciudad de Mianeh, Iran en 1960. PANAHI pertenece a la nueva generación de autores formados en la escuela de ABBAS KIAROSTAMI. El jurado de la Mostra de Venecia del 2000 reconoció con su máximo galardón la sensibilidad y la firmeza de Panahi para denunciar en EL CÍRCULO (2000), con rigor y maestría, la opresión que padecen las mujeres en Irán. Al recibir el León de Oro en el Lido de Venecia, el director iraní manifestó su esperanza de que el premio «ayude a prestar atención de las mujeres en mi patria, donde viven como en una enorme prisión, independientemente de la clase social a la que pertenezcan».

Dedicó el triunfo a su esposa y a todos aquellos que han contribuido a cien años de historia cinematográfica en su país. Luego declaró: «No podré olvidar el día en que mi mujer dio a luz y encontré a mi madre triste y decepcionada por tener que anunciarme que acababa de ser padre de una niña».

Filmó EL GLOBO BLANCO (1995); EL ESPEJO (1997) y OFFSIDE (2006) que recibió el Gran Premio del Jurado en Berlín.

Las fuerzas de seguridad iraníes lo detuvieron, el 1 de Marzo, por mostrar su solidaridad con los impulsores de la revolución verde en varias citas internacionales. El régimen consideró que PANAHI, seguidor del líder opositor Mir Hossein Moussavi, estaba filmando un documental sobre la represión que causó varios muertos y posteriormente dos ejecuciones sumarias tras las protestas por el fraude electoral.

Fue liberado el 25 de mayo, luego de una aportación de más de miles de testimonios y peticiones en favor del cineasta, sin que el régimen de los ayatolahs le acusara formalmente de nada concreto.

ABBAS KIAROSTAMI, en el Festival de Cannes (mayo 2010), dijo en lengua persa y en tono grave ante los periodistas: “… es difícil cometer un delito con una película que no está hecha… El mundo del cine está siendo agredido… que cineastas estén en la cárcel por hacer películas es algo intolerable, el mundo no puede quedarse indiferente ante este atropello, porque con esto, es el arte en su conjunto el que está preso…  El Gobierno iraní no tolera a los cineastas independientes de mi país… pero ahora ha traspasado unos límites inaceptables”.

 

MAJID MAJIDI

 

Nació en Teherán en 1959. Sus primeros pasos fueron en el teatro, actuando en su adolescencia en varias obras. Después de una corta temporada en televisión saltó al cine como actor y pronto empezó a compaginar estos trabajos con la dirección de películas.

A los catorce años comenzó a trabajar como actor en una compañía amateur. Luego estudió en el Instituto de Arte Dramático de Teherán. Después de la Revolución, su interés en el cine lo llevó a actuar en varias películas de MOHSEN MAKHMALBAF con quien comenzó su carrera cinematográfica en 1980. Dirigió varios cortometrajes antes de hacer su debut con BADUK (1992) sobre los niños que llevan mercancías ilegales a través de la frontera Pakistaní y EL PADRE (1996).

Sus historias, de sabor neorrealista, son conmovedoras y llenas de lirismo y sutileza. Le siguieron NIÑOS DEL PARAÍSO (1997) y EL COLOR DEL PARAÍSO (1999), LLUVIA (2001); LAS CENIZAS DE LA LUZ (2005); LA CANCIÓN DE LOS GORRIONES (2008).

 

LA ERA DE MUHAMMAD JATAMI

 

Fue el Presidente de Irán entre 1997 y el 2005. Un político intelectual y filósofo.

 

ABBAS KIAROSTAMI hizo las siguientes declaraciones en el Festival de Venecia de 1999: «Irán no es de Jatami. Si está en el poder es porque veinte millones de personas lo han votado. Jatami quiere intentar cambiar las cosas: si lo consigue, habrá secundado la voluntad de la mayoría de los iraníes», pero «Todavía no hemos conocido esas reformas ni esa apertura, tan sólo oímos hablar de ellas. En la práctica, creo que todo sigue igual que antes, salvo esta especie de sensación de esperanza».

 

Jatami llegó a Presidente con el apoyo mayoritario de los profesionales del cine. Pero esta aparente armonía se vio obstaculizada por un Parlamento dominado por los conservadores islamistas, con el afán de profundizar en los principios de la Revolución Islámica. Sin embargo, la progresiva liberalización de la censura se ha ido abriendo paso.

 

La reacción conservadora se intensificó a partir de la primavera de 1998 con procesamientos, acosos, cierres, atentados, detenciones…

 

Las continuas fricciones entre renovadores y ultraislamistas harían que nuevos filmes encuentren problemas, como EL SILENCIO de MOHSEN MAKHMALBAF (1998), cuyo estreno se pospuso al negarse su autor a cortar la breve secuencia de una danza ejecutada por una niña.

 

La idea del diálogo entre civilizaciones, una de vértebras ideológicas del programa de Jatami, ha encontrado también su aplicación en el cine.

 

La programación de cine iraní en los Estados Unidos era ya bastante fluida antes de la llegada de Jatami, debido en buena medida a la numerosa y dinámica comunidad iraní de aquel país, concentrada en torno a Los Ángeles, pero las retrospectivas y encuentros han proliferado en los últimos años, impulsados por la selección de NIÑOS DEL PARAÍSO de MAJID MAJIDI realizada en 1998, para competir por el Oscar a la mejor película extranjera en 1999 y su exhibición en todo el país de la mano de la poderosa Miramax.

 

También se han dado algunas transformaciones en el plano industrial. El número de producciones oscila en torno a los sesenta y cinco filmes anuales, para los cuales, las aproximadamente trescientas salas existentes son insuficientes. En estos momentos están en marcha distintos planes del gobierno para ampliar el número de salas de exhibición, sobre todo fuera de Teherán. Además, la falta de otras formas públicas de entretenimiento, y los bajos precios de las entradas, hacen del cine un espectáculo enormemente popular en Irán.

 

No hace falta ir mucho más atrás en el tiempo para encontrar antecedentes de calidad en el cine iraní. MAJIDI hizo BAJUK (1992) y EL PADRE (1996).

 

Además su precedente y modelo, el gran ABBAS KIAROSTAMI, también ha contribuido con su obra, de alta calidad, a extender internacionalmente el nombre de esta filmografía, con ejemplos como la emotiva ¿DÓNDE ESTÁ LA CASA DE MI AMIGO? (1987), estableciendo ya desde sus comienzos, y casi sin pretenderlo, una e las características más importantes del cine iraní: la infancia y los niños; Sus sentimientos, las exigencias de su edad, sus alegrías y sus miedos, su bondad innata…

Todo esto se ve también en el film de MAJIDI, EL COLOR DEL PARAÍSO, una visión más humana y profunda del universo infantil: la alegría, el dolor, la generosidad, que también ya fue presentado por él mismo MAJIDI en NIÑOS DEL PARAÍSO, de 1997, donde el protagonista cede sus sandalias a su hermana hasta conseguirse las suyas propias.

 

El cine iraní posee preciosas películas, no exentas tampoco de imágenes de dureza y desamparo, símil poético de situaciones sociales reales, de las que no escapan los pequeños, como ocurre también en EL GLOBO BLANCO y en EL ESPEJO, ambas de JAFAR PANAHI, la primera de ellas con guión de KIAROSTAMI.

 

Films como LA MANZANA de SAMIRA MAKHMALBAF (con guión de MOHSEN MAKHMALBAF), un irónico espejo de la sociedad masculina que lo admite, es prueba de la otra fuerte característica de este cine: la preocupación por la situación de la mujer. Pero ningún film es tan fuerte, dentro de las coordenadas legislativas islámicas como EL CÍRCULO, de JAFAR PANAHI. Es la historia encadenada y contada en espiral de varias mujeres de Teherán: el terror de una mujer que da a luz una niña cuando por error de la ecografía toda la familia espera un niño; cuatro mujeres atrapadas por el miedo cuando al dejar la prisión no encuentran medios para salir de la ciudad: una no puede salir en coche sin el permiso del marido que tal vez no tiene…, otra, encinta de cuatro meses, es repudiada por sus hermanos cuando indica que desea abortar…, otra, desesperada, deja a su hija en la calle… y otra se entrega a la prostitución para sobrevivir.

 

KIAROSTAMI también, en su película, TEN, irano-francesa (2002) aborda el tema de la mujer en el Islam, no desde las leyes, sino desde la tradición: el hijo acusa a su madre de haber olvidado pronto al padre muerto, ya que volvió a casarse.

 

Como contrapunto a la situación islámica femenina, MOHSEN MAKHMALBAF se ha atrevido a trazar en su film, KANDAHAR (2001), un apunte de lo que puede ser una mujer oficialmente liberada. La protagonista es una islámica libre, que ha estudiado fuera del país y viaja a Afganistán con el intento y la prisa de reunirse con su hermana antes del día propuesto por ella para suicidarse, desesperada por su situación de mujer.

 

La Vida, amándola y viviéndola, es el tema que corre por debajo de toda película iraní.  KIAROSTAMI defiende la vida, contra el suicidio en una de sus mejores películas, EL SABOR DE LAS CEREZAS (Palma de Oro en Cannes), donde discurre entre sueño y realidad.

 

REFERENCIAS

 

FILMAFFINITY

Imdb.COM – Inernet Movie Data Base

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Detenido/cineasta/irani/Jafar/Panahi/elpepuint/20100302elpepuint_6/Tes

http://www.elpais.com/articulo/cine/momento/luchar/Panahi/elpepuculcin/20100305elpepicin_14/Tes

Otros sitios de Internet

 

El CINE CLUB DE LOS MIÉRCOLES DE LA FUNDACIÓN COPAIPA es un proyecto orientado a exhibir obras cinematográficas nacionales e internacionales, destacadas por su calidad artística y temática.

 

Para asociarse por todo el año 2010 hay que pagar $25, si no se tiene matrícula del COPAIPA. Este costo es sólo simbólico y representa un compromiso con el proyecto.

 

El ingreso a la sala del COPAIPA será restringido sólo para los adheridos al Cine Club.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.