Se insiste con la prevención para evitar enfermedades respiratorias

 

Imagen LA HORA – En el marco de la campaña de invierno puesta en marcha por el Ministerio de Salud Pública, a través del programa Materno Infantil, se solicitó a la comunidad adoptar medidas de prevención durante la época invernal para evitar casos de enfermedades respiratorias.

 

En el marco de la campaña de invierno puesta en marcha por el Ministerio de Salud Pública, a través del programa Materno Infantil, se solicitó a la comunidad adoptar medidas de prevención durante la época invernal para evitar casos de enfermedades respiratorias.

La responsable del área, Cecilia Rivero, indicó que con la llegada del frío se presentan las enfermedades respiratorias que pueden ser leves, como los resfríos, o más graves, como las bronquiolitis o neumonías, que a veces requieren internación. “Hay que estar muy atentos porque todas comienzan con tos y fiebre, por eso es importante consultar a tiempo y evitar complicaciones, particularmente en los niños y adultos mayores”, dijo la profesional.

En el caso de los bebés, indicó que la prevención de las enfermedades empieza con la lactancia materna porque es lo que les transmite defensas. “No hay que olvidar que los primeros meses de vida son los de mayor vulnerabilidad a las infecciones”, expresó Rivero. Si el bebé está enfermo, hay que consultar inmediatamente al médico y no dejar de amamantarlo, ya que la leche materna es el mejor alimento que puede recibir para crecer sano.

“Prestar atención a los signos de alarma es la mejor manera de detectar y tratar a tiempo las infecciones respiratorias, impidiendo que se agraven”, destacó Rivero. En tanto, advirtió que si el niño presenta fiebre alta, respiración con pausas y agitación, está pálido, decaído, adormecido y no tiene hambre es necesario llevarlo sin demora al centro de salud más cercano a su domicilio.

Por otra parte, indicó que “al no existir vacunas contra la bronquiolitis, la prevención adquiere un papel clave a la hora de combatir este tipo de enfermedades, como también todas las patologías respiratorias.

Para evitar la propagación de enfermedades estacionales, el equipo de salud del programa recomienda:

• Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón, lo que contribuye a reducir la transmisión de los gérmenes.

• Estimular la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida y su continuación durante los primeros dos años de vida constituye una sólida defensa de la salud, ya que la leche materna contiene sustancias que protegen al niño de estas enfermedades.

• Asimismo, se aconseja no fumar especialmente en el interior de la vivienda, evitar la contaminación provocada por el humo de braseros, estufas de kerosene o cocinas a leña. Por eso es importante ventilar reiteradamente la vivienda.

• En la lista de las medidas también figura la necesidad de evitar que el moho y la humedad se expandan en las paredes de la casa, lo que ayudará a prevenir el desarrollo de bacterias. No concurrir a sitios de alta concentración de personas también es una decisión que reduce los riesgos de contraer enfermedades respiratorias en estos días. En este sentido, es fundamental que las personas que sufren infecciones respiratorias agudas permanezcan aisladas hasta tanto duren los síntomas.

• Por último, los especialistas sugieren que los animales domésticos no ingresen a la habitación del niño y, más aún, deben estar fuera del hogar.

• Realizar actividad física periódica y alimentarse en forma saludable.

Síntomas

La agitación al respirar, la tos y una especie de silbido al soltar el aire son los síntomas distintivos de las Infecciones Respiratorias Agudas bajas, una verdadera epidemia que, año a año, afecta a los chicos menores de 5 años. Las IRA surgen a partir de una serie de virus y se transmiten de un niño a otro por simple contacto, basta con estar cerca en un lugar poco ventilado para que se efectúe el contagio.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.