La petrolera que produjo el derrame reconoció que el daño ecológico probablemente no se pueda pagar

Los daños ecológicos de la catástrofe petrolera en el golfo de México probablemente nunca podrán ser compensados, según el economista jefe de la empresa causante del vertido, la británica BP.



El fondo de 20.000 millones de dólares (unos 16.000 millones de euros) es solo el cimiento de las ayudas, comentó Christof Rühl en un encuentro en Fráncfort en una escuela de negocios el lunes por la tarde, según un cable de Dpa.

«No se trata por supuesto de ninguna suma límite, sino que se enmarca en las exigencias futuras probablemente no limitadas», indicó. La empresa tendrá que hacer enormes esfuerzos para contar con reservas de dinero para hacer frente más adelante a las consecuencias de la catástrofe. Rühl habló, entre otras medidas, de reducciones de dividendos.

El economista comparó el accidente con el del petrolero «Exxon Valdez», que causó a fines de los 80 un gigantesco derrame frente a Alaska. Como consecuencia de ello se aumentaron las exigencias de seguridad a los barcos que transportan crudo.

El experto cree que ocurrirá lo mismo ahora para las plataformas «offshore». «Las autoridades de control y reguladoras otorgarán mucha mayor importancia -y con razón- a que se cumplan y se amplíen los estándares de seguridad en las diferentes áreas de la perforación en aguas profundas».

Rühl consideró que es muy pronto para decir cuándo seguirá BP con la exploración de nuevos yacimientos en aguas profundas. «En lo que respecta a la producción, tenemos una moratoria en Estados Unidos y otras, temporales, en Noruega y Canadá».

En la explosión de la plataforma «Deepwater Horizon» murieron 11 personas a fines de abril y desde entonces fluyen al mar millones de litros de petróleo.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.