Firman protocolo para facilitar la inserción laboral de presos

Un protocolo para facilitar la inserción laboral de presos, mediante el Seguro de Capacitación y Empleo, fue firmado hoy por el ministro de Gobierno de Salta, Pablo Kosiner, y el subsecretario de Políticas de Empleo de la Nación, Matías Barroetaveña.


«Hemos firmado con Salta el acuerdo que brinda la posibilidad de incorporar al Seguro de Capacitación y Empleo a quienes están
privados de la libertad», dijo Barroetaveña a Télam, tras detallar que se trata de un programa anunciado hace un año, aproximadamente, desde el Ministerio de Trabajo de la Nación. De esta manera, se busca mejorar la empleabilidad de estas
personas y aumentar las posibilidades de reinserción social, teniendo en cuenta que al volver a la libertad viven un momento de
alta vulnerabilidad laboral.

«Ya habíamos implementado esta política en las provincias de San Juan, La Rioja, Jujuy y Mendoza y ahora se incorpora Salta»,
explicó el funcionario nacional, quien llegó a Salta para firmar este acuerdo. El Seguro de Capacitación y Empleo (SCYE) constituye una herramienta de Política Activa de Empleo que se encuadra en el marco del Plan Integral para la Promoción del Empleo «Más y Mejor Trabajo».

Por medio del SCYE se brinda orientación y asistencia en la búsqueda activa de empleo, así como intermediación laboral para la
incorporación al empleo en el sector público y privado, entre otros servicios. Los beneficiarios, que deben ser condenados e internos que estén bajo el régimen de libertad condicional y salidas transitorias, recibirán una suma fija de 225 pesos durante dos años, más premios de 175 pesos a medida que van avanzando en la capacitación.

A la vez, este programa busca «vincular a los internos a la finalización de sus estudios» y facilitarle el acceso a «emprendimientos», a la vez que les otorga «incentivos para que los contraten en distintas empresas», según precisó Barroetaveña.

Serán beneficiarios por 24 meses unos 550 internos condenados, alojados en cárceles y que se encuentren en situación de prueba, gozando de salidas transitorias, como así también los que estén con libertad condicional o los que hayan recuperado su libertad tras cumplir su condena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.