El adolescente argentino toma y fuma, consume comida chatarra y no se cuida en el sexo

Lo reveló una encuesta impulsada por la Organización Mundial de la Salud en el país. Los especialistas se mostraron alarmados por el alto nivel de casos de sobrepeso y alcoholismo. También hay preocupación por la adicción al cigarrillo.



La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la realización de este relevamiento en todos los países del mundo, como una manera de establecer el perfil de los adolescentes locales y elaborar políticas públicas al respecto.

En la Argentina, esta encuesta se llevó adelante en 2007 entre 1.980 alumnos de 13 a 15 años de 47 escuelas de todo el territorio. Los resultados recién fueron difundidos este año, y alarmaron a autoridades y a especialistas.

Según el trabajo, existen entre los estudiantes secundarios un alto consumo de bebidas alcohólicas y de tabaco, un porcentaje importante de sobrepeso y sedentarismo, y un bajo uso de preservativos y anticonceptivos durante las relaciones sexuales, que muchos de ellos ya iniciaron (ver Las cifras).

Estas cifras recordaron a los investigadores que el 58% de los fallecimientos en el país es causado por enfermedades no transmisibles como las cardiovasculares, los tumores y las lesiones, por lo que los malos hábitos de los adolescentes encendieron el alarma.

«Las pautas se establecen durante la infancia y la adolescencia, y ya después es difícil modificarlas. Hay que revertir esta tendencia» , afirmó Mario Virgolini, director del Programa de Control de Tabaco del Ministerio de Salud y del plan Argentina Saludable, y uno de los encargados de implementar la encuesta.

Uno de los datos más preocupantes fue el alto nivel de sedentarismo y sobrepeso, ambos alentados por el consumo desmedido de comida chatarra y gaseosas . «En la adolescencia se conforman los hábitos alimentarios y se termina de definir la composición corporal (…). Quien sale con sobrepeso y obesidad será un adulto con sobrepeso y obesidad», declaró al diario Clarín Esteban Carmuega, director del Centro de Estudios sobre Nutrición Infantil.

El especialista agregó que » la mala alimentación es consistente con los hábitos que el estilo de vida genera. Hay pocas opciones para comer bien en la escuela. Y el problema es que el ocio entretenido aislado o grupal compite con la actividad física».

Con respecto al alto índice de consumo de tabaco, Verónica Schoj, coordinadora de la Alianza Libre de Humo Argentina (Aliar), sostuvo «hay que eliminar todo tipo de publicidad de cigarrillos». «Hoy hay campañas en internet porque el target al que apuntan son los chicos de 15 años», remarcó.

El alto consumo de alcohol , para los expertos, responde a la necesidad de hallar una suerte de «‘prótesis social’ para el mundo real, donde las aceptaciones y los rechazos son más crudos que en la cibercultura», explicó Hugo Miguez, especialista en adicciones e investigador del Conicet.

Todos estos datos permitieron a las autoridades del Ministerio de Salud definir sobre qué perfil de adolescente deben trabajar. Es por ello que confirmaron comenzarán a repetir esta encuesta de manera periódica, para poder analizar avances y retrocesos.

(Infobae)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.