Matan a un recién nacido de un golpe en la cabeza

Un bebé recién nacido, de unos siete meses de gestación, fue asesinado de un fuerte golpe en la cabeza, en la localidad  de Las Lajitas, al este provincial, por lo que fue detenida su madre y la pareja de ella, informaron fuentes policiales. Una joven madre, de 18 años, se presentó en la guardia del hospital «Esperanza Burgos de Aguirre», de la localidad de las Lajitas, a más de 200 kilómetros al este de Salta Capital, con su bebé recién nacido que se encontraba sin vida, envuelto en una camiseta de la Selección Argentina.


Tras realizar la revisación correspondiente, la médica de turno alertó a las autoridades de la comisaría 51, dado que se trataba de un bebé de alrededor de siete meses de gestación que en principio nació por parto natural y que presentaba un fuerte golpe en la cabeza.

La progenitora expresó que se encontraba embarazada con posible fecha de parto para el 29 de agosto, y que el 11 de junio
pasado se mudó con su actual pareja, al inmueble rural de propiedad del hombre. La joven madre dijo haber sentido dolores de parto durante toda la noche y que el bebé, de sexo masculino, nació de manera espontánea, tras lo que fue envuelto por su concubino, quien los llevó en motocicleta hasta Las Lajitas, para dejarlos en casa de su hermana, que la acompañó al hospital.

La mujer también aseguró que el pequeño era hijo de su concubino, quien no pudo acompañarla al hospital debido a que tenía a su madre enferma, pero la hermana informó que en realidad el chico era de otra persona, dato que su nueva pareja sabía desde hace dos meses aproximadamente. Ante las contradicciones, la mujer reconoció que fue agredida por su concubino, quien se negó a llevarla al hospital, por lo que  permaneció en la cama hasta el nacimiento.

Posteriormente, el hombre cortó el cordón umbilical con una tijera y golpeó al bebé en la cabeza con una pistola, para luego
arrojar los restos de placenta entre unos matorrales. El médico legal Manuel Villagra efectuó la autopsia al cadáver y determinó que el niño dejó de existir por «traumatismo de cráneo y hemorragia cerebral», mientras que la madre no presentaba lesiones visibles en su cuerpo.

El Juzgado de Instrucción Formal de Segunda Nominación de Salta dispuso la detención de los dos miembros de la pareja,
acusados de «Homicidio Calificado». Finalmente, los voceros detallaron que de entre los matorrales se procedió al secuestro de una caja de cartón, que contenía restos patológicos compatibles con una placenta y parte de un cordón umbilical, además de dos pedazos de trapos azules con manchas de sangre, pero no se logró ubicar el arma utilizada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.