Imagen LA HORA

Sr Director

 

La llegada de Nés" />

La apertura del peronismo

Imagen LA HORA

Sr Director

 

La llegada de Néstor Kirchner a  nuestra provincia dejó claramente establecido el verdadero sentimiento peronista que se vive en nuestra Salta actual, un peronismo que movilizó con sentimiento a sus más notables y verdaderos exponentes.

 

Más allá de personalismos o preferencias políticas, Néstor Kirchner fue el primer presidente nacional del Partido Justicialista que visitó nuestra provincia, y ello no es un dato menor para quienes sienten el peronismo y lo militan como verdaderamente debe ser.

Escuché y leí algunas posturas editoriales que marcaban la escasa presencia de gente en el acto de ayer, la realidad marca otra cosa, la realidad marcó una fiesta peronista en el más amplio sentido de lo que significa el sentimiento justicialista.

Pero hay que reconocer que esas editoriales y opiniones en cierta forma tienen razón, en la fiesta de ayer faltaba gente, faltaban algunos que enarbolan la bandera del peronismo con un único objetivo de conveniencia personal, faltaron por ejemplo Juan Carlos Romero (que paradójicamente es el presidente del PJ Salta), Sonia Escudero, Manuel Brizuela, Fernando Yarade, claros exponentes de que al Partido Justicialista se lo usa para las elecciones y nada más.

Si estuvieron en cambio, militantes de raza como Santos Jacinto Dávalos, Ricardo Falú, Alfredo Musalem, el ingeniero Avalos, Cesar Alvaréz; estuvieron también los congresales, aquellos que en otros tiempo solo se tenían en cuenta a la hora de resolver cuestiones internas con una clara intencionalidad política, solo por nombrar a algunos de los miles que hicieron sentir su sentir peronista.

Estuvieron también quienes no comulgan con la persona o la política de Kirchner o de Juan Manuel Urtubey, pero fueron porque el peronismo es más fuerte que las mezquinas diferencias personales.

En la sede del partido, que es el lugar natural donde deben darse cita todos los peronistas, se vivió una verdadera fiesta. Hoy por suerte fuimos testigos de la apertura del partido, un partido que abre sus puertas a todos e invita a todos a la discusión, al consenso y al disenso, no aquel partido mezquino y sectorial que hacía actos en teatros y solo con la elite económica de la provincia.

Salta sigue cambiando, y sean bienvenidos todos los que quieran acompañar esta transformación, la unidad dentro de la diversidad y sin conflictos, es una parte del cambio, y quienes lo entendieron dijeron ayer presente, en un acto que significó mucho más que una sola persona.

 

Francisco Marinaro Rodó

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: