Apoderados partidarios fueron convocados a una reunión por la implementación del voto electrónico

El Tribunal Electoral invitó a los apoderados de las distintas fuerzas políticas reconocidas a una reunión informativa que se desarrollará el próximo viernes a las 9, en la Sala de Escrutinio del Tribunal Electoral y en cuyo transcurso se brindarán detalles sobre la implementación del sistema de votación electrónica en Salta.

La puesta en marcha de esta modalidad fue adjudicada a la empresa MSA SA que tendrá a su cargo la implementación gradual y progresiva del sistema según los términos del decreto 930 del Poder Ejecutivo.

Como se sabe, el año anterior los electores salteños pudieron sufragar usando el voto electrónico. En aquella oportunidad el sistema implementado fue el mismo, habiéndose desarrollado reuniones previas explicativas dirigidas a todas las fuerzas políticas.

El año próximo, de acuerdo con las metas establecidas en el decreto provincial y a las que deberá ajustarse la empresa contratada, el 33 por ciento del padrón de toda la Provincia deberá sufragar con voto electrónico, tanto en las internas abiertas y simultáneas como en las elecciones generales. El resto del padrón votará con la forma tradicional.

Cómo funciona

El año anterior 12.661 electores sufragaron usando terminales informáticas. El software usado fue desarrollado bajo estándares abiertos. No se almacenan los registros de votos, sino que permite sólo la conformación del voto a través de una Boleta de Voto Electrónico (BVE).

Esta boleta es una tarjeta de cartón que contiene un chip en uno de sus extremos el que se inserta en una impresora que integra el equipo informático. Esta tarjeta o BVE es proporcionada por el presidente de mesa al elector contra entrega de su Documento Nacional de Identidad, tal cual como ocurre habitualmente en las elecciones.

En esta tarjeta queda registrada la decisión del elector una vez que conforma su voto entre los distintos candidatos existentes, pudiendo incluso votar en blanco en una o en todas las categorías si esta fuera su decisión. Este proceso es cumplido navegando entre las opciones de una pantalla táctil.

Una vez que el elector conforma su voto electrónicamente lo graba en el chip de la tarjeta entregada previamente. Inmediatamente de grabada la información, el chip queda inutilizado para nuevas escrituras.

Una vez cumplido esto, el elector retira de la impresora la tarjeta y despega una cinta adhesiva doblando la BVE para cerrarla e introducirla en la urna, previa constatación del presidente de mesa de la coincidencia entre el troquel en su poder y el que quedó en la boleta.

El sistema permite que el recuento posterior que se realiza al cerrarse el acto electoral sea ágil y con una menor cantidad de discusiones entre fiscales. El recuento es habilitado por el presidente de mesa que para ello cuenta con una tarjeta especial que habilita esta opción acercando el chip de cada uno de los votos a la terminal informática.

El uso del voto electrónico implica la desaparición del voto nulo, una categoría en la cual se colocan aquellos sufragios emitidos por ciudadanos que colocan dentro del sobre elementos distintos a la boleta de papel. Pero también evitará el voto cadena porque el chip no permite grabar el voto fuera del recinto de votación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: