La primera casa que ahorra hasta un 70% de energía

Un sistema con tecnologías innovadoras para reducir hasta un 70% el consumo de toda la energía necesaria para el funcionamiento de una casa fue presentado por primera vez en Argentina y se anuncia como único en su tipo de Sudamérica.


En el marco del Bicentenario, la empresa BASF presentó la primera casa denominada de la «Eficiencia Energética» en América del Sur con una inversión que demandó -en su desarrollo e investigación- más de 1 millón de euros con el objetivo de promover una nueva cultura constructiva.

«Este proyecto va a marcar un hito en la historia de la construcción cada vez más sustentable”, aseguró Diego López Cassanello, presidente de la empresa, durante la presentación de la casa que se realizó en la localidad de Tortuguitas, y de la que participaron representantes de la Secretaría de Energía y Medio Ambiente.

«En sólo 50 años esperamos un 50% más de gente, 50% más de automóviles, una duplicación de la producción de alimentos y de la demanda de energía. Sudamérica crece, y Buenos Aires también por lo que tampoco están fuera de esta tendencia mundial», explicó el directivo.

«De hecho, el consumo de energía per cápita en nuestro país es muy alto. Los argentinos no tenemos hoy una conciencia del uso de la energía orientado al ahorro pero tenemos buenas razones para mantener el optimismo y vemos que los estados y las instituciones del mundo están trabajando para dar respuesta a estos desafíos», agregó.

López Casanello, dijo que la salida de este problma está en continuar con la exploración de nuevos yacimientos de hidrocarburos, investigar nuevas fuentes de energía renovables como la biomasa y el sol pero, por sobre todo, se trata de promover el ahorro de energía. Aquí yace el mayor potencial y particularmente en las viviendas es donde se genera la mayor demanda.

Sostuvo que este diseño presentado es un impresionante show room con la más alta tecnología disponible a nivel mundial que permite ahorrar hasta en un 70% el consumo de energía, el uso del agua y las emisiones de dióxido de carbono.

«Esto va a ser posible tanto en condiciones ambientales frías como de calor, lo que marca una diferencia importante con otros proyectos que no han tenido tanto éxito», indicó el López Casanello.

También señaló que estos modelos constructivos serán económicamente accesibles para el público general.

«Esta casa modelo actuará como un laboratorio de medición único en su tipo en donde la empresa y el Instituto de Tecnología Industrial (INTI) se comprometieron a trabajar juntos para extraer el máximo provecho.

Para la ingeniera Alicia Baragatti, asesora en temas energéticos de la Secretaría de Energía de la Nación, este tipo de proyectos ayudará mucho en el ahorro de energía.

«Desde el Gobierno Nacional no solo fomentamos este tipo de proyectos sino que trabajamos en el etiquetado energético de las viviendas», afirmó.

Dijo también que la reciente entrada en vigencia de la norma Iram 11.900 (Etiqueta de Eficiencia Energética de Calefacción de edificios) va a dar una base muy importante porque estudiantes, arquitectos y diseñadores tendrán en qué basarse para diseñar una vivienda y saber cuanta energía gastará.

Respecto de la casa modelo presentada, expresó que «de esta tecnología y de los materiales que se han aplicado en la vivienda, se podrán adaptar ciertas cosas en la construcción. Quizás en el futuro se podrán utilizar en su mayoría”.

«Hay que difundir este tipo de proyectos, todavía hay muchos profesionales que no están al tanto», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.