Relevan a jefes policiales de Tartagal por apremios ilegales

Imagen LA HORA – Dos altos jefes de la Policía de Salta en Tartagal fueron separados hoy de sus cargos, debido a las denuncias que por supuestos apremios ilegales se registraron, enmarcadas en el caso de la muerte de una joven aborigen que cayó a un pozo. Fuentes gubernamentales detallaron que hoy fueron separados de sus cargos el jefe de la Unidad Regional 4, de Tartagal, Lizandro Rubén Copa; y el jefe de la Brigada de Investigaciones de esa jurisdicción, Jorge Daniel Escobar.

 

El anuncio fue formulado por el ministro de Gobierno, Seguridad y Derechos Humanos de Salta, Pablo Kosiner, quien  recibió al cacique general wichi, Indalecio Calermo, para abordar el confuso episodio de la muerte de Evangelina Pisco, de 16 años, ocurrido la semana pasada en Tartagal. Pisco, que estaba domiciliada en la misión Cherenta, ubicada cerca de Tartagal, del norte salteño, murió al caer en un pozo.

Ante la imposibilidad de hallar su cadáver, se disparó una investigación que motivó la detención de tres mujeres y un enfermero, que confesaron haberla asesinado y haber arrojado su cuerpo en un basural.    La búsqueda del cadáver en el lugar indicado por los detenidos se extendió por varios días, sin resultados positivos, hasta que la policía determinó volver a la versión inicial, de la caída accidental en un pozo. Por ello, se inyectó agua a presión en las cañerías conectadas con el pozo en el que supuestamente había caído la chica aborigen, a la salida de un boliche bailable, y su cuerpo finalmente
apareció.

Ante esta situación, los detenidos denunciaron haber sido víctimas de apremios ilegales por parte de los efectivos, que los obligaron a declarar que habían asesinado a la menor.  En el encuentro con el ministro, el dirigente indígena fue informado de las decisiones tomadas por el gobierno salteño en torno a estas denuncias formuladas contra efectivos de la Policía de Tartagal. Kosiner dijo que «el gobierno está comprometido en ejecutar un plan de seguridad acorde a las exigencias de la comunidad y para ello es condición indispensable que la sociedad confíe en la fuerza policial». Enfatizó que la investigación se llevará hasta las últimas consecuencias, porque «en este esquema no hay impunidad para nadie».

En declaraciones efectuadas al término de la reunión, Calermo dijo que «nos quedamos tranquilos porque el gobierno se comprometió a investigar toda la situación y porque vemos que ha actuado rápidamente». Cabe destacar que por resolución 9.433, la Jefatura de Policía resolvió suspender preventivamente y pasar a disponibilidad a los jefes de la UR4 y al de la Brigada de Investigaciones.   Entre los considerandos del instrumento se indica que «los hechos denunciados son tan graves, que la mera sospecha de que pudieran haber ocurrido hace necesario adoptar medidas claras y urgentes para garantizar la objetividad y la imparcialidad de las investigaciones administrativas y judiciales en curso».

También se tomó la determinación para «devolver la tranquilidad y la confianza a la comunidad tartagalense que se viera afectada».

Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Relevan a jefes policiales de Tartagal por apremios ilegales

Dos altos jefes de la Policía de Salta en Tartagal fueron separados hoy de sus cargos, debido a las denuncias que por supuestos apremios ilegales se registraron, enmarcadas en el caso de la muerte de Evangelina Pisco, una joven aborigen que cayó a un pozo. Fuentes gubernamentales detallaron que hoy fueron separados de sus cargos el jefe de la Unidad Regional 4, de Tartagal, Lizandro Rubén Copa; y el jefe de la Brigada de Investigaciones de esa jurisdicción, Jorge Daniel Escobar.

Segir leyendo «Relevan a jefes policiales de Tartagal por apremios ilegales»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.