Día Blanco en La Caldera

En el marco de la política de cuidado del medio ambiente, el pasado jueves 28 de Abril se llevó a cabo como todos los años el denominado “Día Blanco” que consiste en una limpieza a fondo del perilago del Dique Campo Alegre y de la Ruta Nacional Nº9 .


De dicha tarea participa todo el personal municipal quienes desde las primeras horas del día, ataviados de todo tipo de elemento de limpieza acorde a las circunstancias, trabajan con ahínco y entusiasmo. “La idea es no sólo la limpieza profunda de los lugares determinados; sino fundamentalmente ir concientizando a toda la población de la necesidad de mantener a nuestro municipio cuidado a fin de evitar la contaminación”, manifestaron desde el Municipio Caldereño
Esta misma fuente informó que también es importante destacar que “recientemente también se ha iniciado otra importante acción en pos del mismo objetivo  que es el de cuidar nuestro medio ambiente y predicar su importancia” refiriéndose a la implementación de la “RECOLECCIÓN DIFERENCIADA DE RESIDUOS” que desde el mes de abril y cada primer y tercer martes de cada mes realiza el municipio.
Durante esos días los vecinos caldereños son invitados a sacar por separado cartones y papeles, vidrios, telgopor  y  plásticos. Estos elementos son acopiados en un depósito especialmente acondicionado en el viejo matadero municipal de Vaqueros. “La idea es que una vez que se obtenga una buena cantidad de estos materiales puedan ser enviados para su reciclaje” manifestó, en diálogo con la emisora local, el Sr. Rudolf Sondereger , encargado del proyecto.
Otra de la acciones complementarias a este proyecto es la de incentivar a la población a fin de que en cada casa se instalen aboneras de fácil construcción cuyo beneficio es la de proveer abono para plantas y cultivos sin costo. “Hay varios tipos de aboneras pero son recomendables, por ejemplo las que se realizan con tambores de lubricantes en desuso los que no deben tener fondo y pueden ser apoyados en ladrillos, en ellos se deben arrojar cáscaras de frutas  y verduras, yerba, hojas, etc. (no comidas elaboradas) las que al descomponerse y en contacto con la tierra producen un excelente abono orgánico. También se puede reemplazar el tambor por un simple pozo en la tierra. Esa basura orgánica que no va a parar a los basurales beneficia a toda la comunidad” amplió el encargado del proyecto.
Indudablemente que estas ideas son muy interesantes y habrá que ver cual será la respuesta de la comunidad caldereña que poco a poco irá entendiendo  la importancia de tener un municipio completamente verde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.