En el mes del Bicentenario, los pueblos originarios debaten los logros en materia de derechos

 

Imagen LA HORA – Los avances alcanzados en la última década en los derechos de los pueblos originarios y la pretensión de que esas normas tengan plena vigencia en el Bicentenario de la Argentina, son los aspectos centrales del debate que por estos días ocupa a las comunidades mapuches.

 

Para las comunidades se debe resolver la distancia que persiste entre los derechos consagrados en la Constitución Nacional y en los pactos internacionales a los que adhiere la Argentina y su aplicación por parte de los poderes del Estado.

El delegado del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas -INAI- en Neuquén, Pablo Tomassini destacó las acciones impulsadas desde el Estado Nacional en esta materia y los alcances de la ley nacional 26.160 que declara la emergencia y ordena el relevamiento de tierras habitadas por comunidades indígenas del país.

El dirigente de la Confederación Mapuche de Neuquén, Jorge Nahuel manifestó a Télam que «el año del Bicentenario nos parece una oportunidad histórica para que el Estado pueda hacer una evaluación profunda de lo que ha sido su relación con los pueblos indígenas y asumir que hay una deuda histórica y una asignatura pendiente que tiene que resolver».

«Nos parece que la discusión pasa por cuestionar un modelo de Estado excluyente y avanzar hacia otro basado en la plurinacionalidad», dijo.

Precisó que «ese es el modelo que se esta reconstituyendo en algunos Estados de Latinoamérica como Bolivia, Ecuador, Guatemala, próximamente Perú que están reformando sus Constituciones para avanzar hacia Estados plurinacionales, es decir un modelo de Estado que alberga a múltiples nacionalidades originarias, que las reconoce y les da los derechos que les corresponden».

Destacó que en el país «hemos tenido enormes avances legales en cuanto a reconocimiento de territorio, de los autogobiernos de esos territorios, de los idiomas indígenas como idiomas oficiales y de la administración de recursos naturales».

«Todos esos reconocimientos se han convertido en leyes y en constituciones reformadas. Lo que falta de parte del Estado es que se comiencen a implementar esos reconocimientos», agregó.

Tomassini agregó que «no ha habido demasiados momentos en el país en los que se haya avanzado tanto en consolidar los derechos de los pueblos originarios».

«Hay un tema muy importante que es cuando se empieza a trabajar sobre el tema de la tierra, porque Latinoamérica tiene una historia larguísima de luchas intestinas por la posesión de la tierra».

En ese sentido destacó la sanción en el año 2006 de la ley 26.160 que «declaró la emergencia en materia de propiedad de las tierras de las comunidades indígenas de todo el país y ordenó hacer un relevamiento».

Consideró que «acá hay un Estado Nacional que tiene toda la voluntad política de avanzar en el relevamiento territorial. La ley 26.160 es una reparación histórica para las comunidades originarias».

Para el mes de mayo próximo, el INAI está programando un encuentro para que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner se reúna con más de 200 comunidades originarias, entre sus actividades planificadas para el Bicentenario argentino.

Tomassini informó que la idea es se evalúe, junto a representantes de las comunidades originarias, la marcha de proyectos y las políticas desarrolladas desde el Estado nacional en esta materia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.