Mañana se publicará la oferta de canje en medios internacionales

El ministro de Economía informó que viajará a Europa para presentar la propuesta, que abarca una reestructuración de títulos por u$s18.300 millones y la emisión de un bono por u$s1.000 M.


El Ministerio de Economía, publicará este viernes en los principales medios internacionales la oferta para el canje de deuda en cesación de pagos, por unos u$s18.300 millones, adelantó esta tarde el titular de la cartera de Hacienda, Amado Boudou.

«Mañana se publica en los principales medios internacionales un aviso informando el canje, y la operación comienza de manera efectiva el lunes”, dijo Boudou durante un contacto con la prensa.

El funcionario, en compañía del secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, adelantó además, que el sábado ambos viajarán a Roma, como parte del `road show` internacional del canje, en el que pretenden lograr «una adhesión no menor al 60 por ciento”.

La reapertura del canje de deuda para los tenedores que no ingresaron en 2005 fue formalizada hoy por el Gobierno nacional, a través de la publicación en el Boletín Oficial del decreto 563 en el que se autoriza la emisión de los títulos públicos que se utilizarán en la operación.

La reestructuración contempla la emisión, por hasta las sumas necesarias para dar cumplimiento a lo dispuesto en el decreto, en una o varias series de los instrumentos denominados «Bonos Internacionales de la República Argentina”, «Bonos de la República Argentina” y «Bonos Internacionales Globales de la República Argentina en Dólares Estadounidenses 8,75% 2017”.

También la segunda serie de los instrumentos derivados denominados «Valor Negociable Vinculado al PBI” en Dólares Estadounidenses, cuya ley aplicable es la de la Ciudad de Nueva York (EEUU).

Asimismo, se dispone la ampliación del cupón atado a la evolución del en Euros, el «Valor Negociable Vinculado al PBI en Yenes Japoneses”, «Valor Negociable Vinculado al PBI en pesos” y Valor Negociable Vinculado al PBI en Dólares Estadounidenses”, este último, con ley aplicable de la Argentina.

Durante el contacto mantenido con la prensa en el Salón Padilla, Boudou remarcó que «nuestro objetivo es conseguir, al menos, el 60% de adhesión. Ojala pudiéramos obtener el 100%, pero el 60, es nuestro objetivo”.

El ministro, al detallar que el lunes mantendrán contactos en Roma con bonistas italianos, enfatizó que la elección de ese destino como primer punto del `road show` es porque «queremos darle mucha importancia al tema de los minoristas”.

En tanto, el martes y miércoles estarán en Londres informando sobre la operación, para continuar en la segunda semana de mayo por Estados Unidos.

De manera paralela al canje, Economía lanzará la suscripción hasta el 14 de mayo para adquirir un bono con vencimiento en el 2017 por u$s1.000 millones por la que espera pagar «una tasa menor a los dos dígitos”, señaló Boudou.

El ministro reiteró que este canje «no es solo para normalizar la situación financiera del país, sino que además, servirá para bajar las tasas de interés, y permitirá a nuestras empresas financiarse de manera más beneficiosa, y continuar impulsando el crecimiento”.

La operación prevé una quita superior al 66%, tal como fue el canje del 2005, aunque en aquella oportunidad el total de deuda elegible ascendía a unos u$s81.800 millones nominales, y recogió una adhesión del 75% de los tenedores.

El canje abre el lunes

Boudou consideró que logrando una adhesión de al menos el 60% se terminará con las causas judiciales de aquellos acreedores que reclaman el pago de los bonos en default ante tribunales internacionales.

«Quedarían solo aquellos sectores que no aprovecharon las dos oportunidades que les dio el Gobierno argentino, y que sólo quieren cobrar de una manera agresiva, por la vía judicial”, dijo el ministro.

En los últimos días, el juez de Nueva York, Thomas Griesa, rechazó un pedido de los bonistas en default que mantienen litigios con Argentina para frenar la operación de canje de deuda.

El registro para ingresar al canje se abrirá el lunes y los tenedores tendrán un plazo de 30 días para inscribir sus ofertas.

Los grandes tenedores de bonos que ingresen antes del 12 de mayo se les tomará el valor pleno, pero quienes lo hagan después de esa fecha, se les descontará un centavo por cada dólar que aporten. Esta penalización no regirá para los minoristas.

Lorenzino rechazó que vaya a haber cambios en la propuesta durante la operación o que se extienda el plazo. Adelantó que «habrá anuncios parciales sobre cómo marcha el canje”, y estimó que el primer informe podría ser hecho público a mediados de mayo.

Los acreedores podrán optar entre dos tipos de bonos, uno Discount -orientado a inversores institucionales- y otro Par, que fue diseñado para inversores minoristas.

En el tramo minorista, para aquellos que tengan títulos hasta 50.000 dólares o su equivalente en otras monedas, los acreedores recibirán un bono Par, sin quita, con un cupón atado a la evolución futura del PBI y el pago de los intereses devengados en efectivo, hasta un total de 160 millones de dólares.

Para los mayoristas, por montos superiores al millón de dólares, la propuesta contempla la entrega de bonos Discount, con una quita del 66,3%, un cupón atado a la evolución del PBI, también hacia adelante, y el pago de los intereses devengados a través de un bono 2017, con una tasa de interés del 8,75% anual en dólares.

El canje se hará respetando la moneda de origen en la que está emitido el título en default, ya sean pesos, dólares, euros o yenes, y los nuevos papeles en pesos mantendrán la actualización por CER que mide la evolución de la inflación.

Tras el canje de bonos, el Gobierno planea normalizar sus obligaciones por u$s7.500 millones con las potencias que integran el Club de París, de manera de regularizar de manera definitiva la deuda en cesación de pagos.

(Télam)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.