Fracasó la sesión y Diputados no trató el impuesto al cheque ni el matrimonio gay

La sesión de la Cámara de Diputados nacional en la que la oposición pretendía dar ingreso al proyecto que modifica el impuesto al cheque y en segundo término debatir sobre la habilitación del matrimonio entre personas del mismo sexo, fracasó por falta de quórum. 


La discusión se frustró a partir de que sólo se registraron 110 diputados presentes cuando el titular de la Cámara, Eduardo Fellner, levantó la sesión -a pedido del diputado del peronismo disidente, Felipe Solá- apenas transcurrió el tiempo reglamentario e incluso después de que llegó a haber 120 legisladores en el recinto.

«El Frente para la Victoria no avala la ley del impuesto al cheque», dijo el titular del bloque del FpV Agustín Rossi quien advirtió además que «si la oposición quiere imponer temas deberá asegurar el quórum y cuando así sea nuestro bloque bajará al recinto».

Rossi agregó que «fue un error juntar los dos temas» y adelantó también su intención de convocar a una sesión especial la semana próxima para discutir el proyecto de matrimonio gay.

A la hora del inicio de la sesión el oficialista Frente para la Victoria; parte de los miembros del bloque Peronista Federal; una legisladora del PRO; y los cinco integrantes de la bancada Nuevo Encuentro, que preside Martín Sabbatella, fueron los ausentes.

De acuerdo con el plan fijado en Labor Parlamentaria, la suerte de la media sanción del Senado a las modificaciones a la ley de cheque ocupaba el primer lugar del debate a pesar que se sabía que el oficialismo no facilitaría el quorum por considerar que la media sanción del Senado «es anticonstitucional», como dijeron los principales referentes de la bancada del FpV.

En segundo térmimo, en la sesión que finalmente se frustró, se analizaría la propuesta para habilitar el matrimonio entre personas del mismo sexo, proyecto en el cual existen posiciones distintas entre los integrantes de los distintos bloques parlamentarios.

Así como el oficialismo había anticipado su desacuerdo con que se le diera ingreso a la Cámara de Diputados al proyecto que coparticipa la ley del cheque, tanto kirchneristas como opositores expresaron posturas individuales a la hora de pronunciarse sobre matrimonio de personas del mismo sexo.

En ese marco y ante el levantamiento de la sesión fue el bloque Nuevo Encuentro el que recibió los principales cuestionamientos de parte de todo el arco opositor, que le endilgó «favorecer al kirchnerismo» con su ausencia en el recinto, pese a haber sido el principal impulsor del proyecto de matrimonio gay.

Sabbatella y su compañera de bloque y autora del proyecto de matrimonio entre personas del mimso sexo, Vilma Ibarra, se defendieron de las críticas y advirtieron que se encontraban «trabajando» en la Cámara de Diputados cuando peligraba el inicio de la sesión y que nadie les avisó lo que ocurría en el recinto.

«Es claramente una canallada; una maniobra de los sectores que no querían que se apruebe esta ley», expresó Sabbatella. El diputado de Proyecto Sur Claudio Lozano opinó que «una parte importante del FPV no quería el cheque y una parte del grupo A no quería el matrimonio gay; se traicionó el mandato democrático y la democracia en Argentina».

En tanto la diputada de la Coalición Cívica Fernanda Gil Lozano dijo que «la izquierda le hizo el juego al Frente para la Victoria».

Desde el radicalismo y la Coalición Cívica apuntaron también contra el bloque oficialista por su ausencia en el recinto, a lo que el jefe del kirchnerismo en la Cámara, Agustín Rossi, respondió que su espacio no dará quórum para debatir las propuestas en las que su bancada no esté de acuerdo y pidió a los opositores que «si quieren imponer un tema consigan el quorum».

En cambio, el jefe del bloque radical, Oscar Aguad, acusó por igual al bloque kirchnerista por «querer eludir el ingreso del impuesto al cheque» y a Nuevo Encuentro, al que identificó como «el sector que quería debatir el matrimonio gay pero no bajó al recinto».

«No tenemos la explicación de quienes jugaron esta ley fuerte y no vinieron», afirmó por su parte el diputado quien aseguró que su bloque «cualquiera sea el tema, se sentará en el recinto» y «nunca» trabará la sesión.

(Télam)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: