Cristina Kirchner y Mujica ratificaron la «voluntad política» de acatar el fallo de La Haya

Los presidentes de la Argentina y Uruguay se comprometieron a realizar un proceso para «encauzar la relación» tras las diferencias en torno a la instalación de Botnia. El acuerdo implicará un fuerte control a la actividad de la papelera. No se refirieron al corte de Gualeguaychú.

 

Luego de mantener un encuentro por más de una hora en la Quinta de Olivos, Cristina Kirchner y José «Pepe» Mujica prometieron una «voluntad política» conjunta para respetar el fallo de La Haya por la papelera y recuperar una agenda «bilateral» más allá del litigio por Botnia.

Eso sí, del corte de la ruta y del puente -que unen Gualeguaychú y Fray Bentos- desde hace tres años y medio por la instalación de Botnia no hubo mención alguna.

«Hoy estamos en el inicio de un proceso de reencauzamiento de lo que nunca tuvo que dejar de ser», afirmó la Presidente. Y apuntó: «Queremos reafirmar la vocación política de acatamiento del fallo de la Haya, el único camino posible para evitar conflictos como el que vivimos».

La mandataria anunció a su vez que ambos gobiernos apelarán nuevamente a un organismos de control medioambiental regional. «Vamos a vigilar la tarea de Botnia y el impacto ambiental que pueda tener en las aguas y respetar los estándares de la CARU», adelantó Cristina Kirchner ante los periodistas.

Asimismo, la mandataria expresó su deseo de elaborar una «agenda conjunta» a partir de la próxima reunión entre ambos, que será en la localidad uruguaya de Anchorena, según anunció la misma.

Por su parte, el jefe de Estado uruguayo consideró: «Ha sido muy costoso, muy doloroso este largo conflicto. Ha habido mucho dolor en ambos márgenes» y por eso señaló que va acatar la resolución de la Justicia internacional porque responde al «interés» y a la «conveniencia» de su país, y porque «Uruguay no es un país viable en conflicto con la Argentina».

En la misma línea que su par argentina, José Mujica se mostró confiado en recuperar «la agenda de temas pendientes», tales como «la navegación, el gas y el futuro de los puertos».

(Infobae)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.