El Ministro Mastrandrea dio detalles de la descentralización a los senadores provinciales

Presidida por el vicepresidente de la Cámara de Senadores de la Provincia, Mashur Lapad, se llevó a cabo hoy una reunión sobre la descentralización de los planes sociales, en la que el Ministro de Desarrollo Humano, Claudio Mastrandrea y un grupo de funcionarios de la Secretaría de Planificación, Gestión y Articulación de Programas, brindaron un informe acerca de los programas descentralizados, montos y formas de ejecución y rendición de cada uno de ellos.

Mastrandrea explicó que el primer paso para poder llegar a la descentralización fue crear y ejecutar una serie de programas incluidos en el Plan Provincial Alimentario con el objetivo claro de eliminar el clientelismo político y dignificar la ayuda alimentaria, como el caso de la Tarjeta Social, y una lucha abierta contra la desnutrición, con lo que se consiguió disminuir éstos índices.

Una vez lograda la implementación de estos programas, se decidió llevar adelante la descentralización, y “a dos meses de haber comenzado con este sistema de trabajo los resultados son más que positivos, los intendentes interpretaron, en su gran mayoría, cual es el sentido que estamos buscando con esta descentralización, y pusieron todo de su parte para poder llevar adelante cada uno de los programas”, destacó el funcionario.

Asimismo el ministro resaltó que uno de los puntos más importantes “es que los recursos en dinero dispuestos en la asistencia social quedaron en cada uno de los municipios, y eso lo entendieron los intendentes y los comerciantes locales que acompañaron al Estado y respetaron los precios, por ejemplo para la compra de los kit Nutri-Vida, ya que, recordemos, cada municipio compró los kit que necesita para atender a los niños incluidos por el sistema de salud en el padrón”.

Mastrandrea anunció además que en la descentralización también se incluyó a los programas que ayudarán a fortalecer las economías regionales a través de Manos a la Obra y de Microcréditos, y además explicó que el objetivo es aumentar la cantidad de tarjetas sociales, y en breve se trabaja en la implementación de una tarjeta alimentaria infantil que suplantará al Nutri-Vida.

Ante la consulta de los senadores el funcionario explicó el funcionamiento de la Tarjeta Social en cuanto a las altas, bajas y quienes son las personas que pueden estar incluidas en el beneficio. En este sentido dijo que la Tarjeta Social es una ayuda alimentaria que el Estado le brinda a las familias más necesitadas que no tengan otros beneficios, y que además es un instrumento que sirvió para dignificar esta ayuda puesto que los titulares de derecho, que antes recibían un bolsón de alimentos cada dos meses, hoy puedan ir a un almacén o supermercado todos los meses y comprar lo que necesite para alimentar a su familia.

El ministro explicó que el monto total descentralizado son 105 millones de pesos, de los cuales 22 millones son los que corresponden a Asistencia Crítica, a través del cual cada uno de los intendentes ocupa lo que se le deposita mes a mes en solucionar los problemas de sus pobladores de acuerdo a sus necesidades. Además los intendentes reciben en dinero los fondos de los programas Pan Casero, Nutri-Vida y Comedores; el resto de los programas (Pancitas, TBC, Celíacos y Tarjeta Social) son manejados operativamente por los intendentes.

Respeto al control que se lleva a cabo sobre cada uno de los programas Mastrandrea informó que la Secretaría de Planificación, Gestión y Articulación de Programas realiza el control social en el territorio y el control financiero de los programas mes a mes, y una vez realizados los controles correspondientes se habilitan los depósitos para el mes siguiente. Además hay que tener en cuenta que en paralelo se creó un Consejo de Auditoría Ciudadana, con representantes de la iglesia, las universidades y organizaciones no gubernamentales, que funciona también como un organismo de control que colabora con el Estado.

La rendición social consiste en el control de las personas que reciben el beneficio de los programas descentralizados, y la rendición financiera se les realiza a los intendentes para conocer la forma de la utilización de los fondos que recibieron.

“Si tenemos que sacarle los programas a un intendentes que no entendió la filosofía de la descentralización, sin dudas que lo vamos a hacer. Yo estoy convencido de que vamos por el camino correcto, de que esto es lo mejor que podemos hacer para poder llevar soluciones más rápido y de la mejor manera a quienes realmente lo necesita”, resaltó el Ministro.

“Los legisladores tiene que acompañar con el control, queremos que estos sea así, pero tenernos que trabajar en un Estado más dinámico, estamos cambiando y tenemos que trabajar en cambiar un esquema que viene siendo igual hace muchos años, desde cuando los intendentes los elegía el gobernador pasaron muchas cosas y en materia social esto es lo mejor que se hizo en la provincia en todos estos años”, destacó finalmente Mastrandrea.

De la reunión participaron los senadores Mashur Lapad (Rivadavia), Alfredo Jorge (Cerrillos), Jorge Rodríguez (Rosario de Lerma), Pablo Díaz (Cachi), Bernardo Soriano (Los Andes), Héctor Mamaní (San Carlos), Catalina Ponna (San Martín), Guadalupe Cabana (Santa Victoria), Claudia Vargas (Cafayate), Juan Moreira (La Caldera), Arnaldo Barboza (Anta), Manuel Luque (Rosario de la Frontera) Raúl García (Metán), Ernesto Aguilera (La Candelaria) y Jorge Soto (La Viña); el Ministro de Desarrollo Humano, Claudio Mastrandrea; el secretario ejecutivo del Consejo de Auditoría Ciudadana, José Ramírez y el director de Planificación y Gestión de la Secretaría de Planificación, Gestión y Articulación de Programas, Claudio Encina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.