Gran Bretaña hace valer el peso de su poder, no solo frente a Argentina en Malvinas, sino en la ONU

 

El embajador argentino ante la ONU, Jorge Arguello, afirmó hoy que «en la cuestión Malvinas no impera el derecho sino la lógica del poder», al hablar en la presentación del libro «La cuestión Malvinas en el Bicentenario», en la Feria del Libro.

 

«Debemos decirlo claramente, en el escenario máximo de la diplomacia mundial, muchas veces no es la lógica del derecho lo que impera, sino la lógica del poder. Gran Bretaña está haciendo valer el peso de su poder, no solo frente a la Argentina en las Malvinas, sino frente a la Organización de las Naciones Unidas toda al resistirse a cumplir el mandato de la Asamblea General que -desde hace décadas- reclama el inicio de la negociación sobre la soberanía de las islas», sostuvo.

Argüello presentó, junto al ministro de Educación, Alberto Sileoni y al vicecanciller, Victorio Taccetti, el libro «La Cuestión Malvinas en el Bicentenario” La apertura del acto estuvo a cargo de los diputados Alfredo Atanasof, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto y Federico Pinedo, vocal de esa Comisión y del compilador de la obra, Agustín Romero.

La obra recopila trabajos sobre la Cuestión Malvinas de ministros del Gobierno Nacional como la ministra de Defensa, Nilda Garré y los ministros de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Jorge Taiana y de Educación, Alberto Sileoni, según se informó en un comunicado.

También aportan su opinión el embajador argentino ante la ONU, Jorge Arguello, diputados nacionales y numerosos representantes del mundo académico y político.

«La Cuestión Malvinas en el Bicentenario» busca reflejar la pluralidad de ideas, aproximaciones y posiciones políticas con respecto a la Cuestión de las Islas Malvinas. La recopilación estuvo a cargo del Observatorio Parlamentario Cuestión Malvinas integrado por Diputados Nacionales de diferentes bloques políticos pertenecientes a la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara de Diputados de la Nación.

El Observatorio Cuestión Malvinas busca concebir un ámbito de reflexión sobre un tema extremadamente sensible para la sociedad argentina. Se trata de un espacio de encuentro entre el mundo de la política y el académico, cuyo objetivo es incentivar el debate ejercitando los principios de la tolerancia política, respetando las diferencias de opiniones.

«La voz de la presidenta Kirchner y de los 32 Jefes de gobierno de la América Latina y el Caribe reunidos en Cancún hace algunas semanas, se escuchó fuerte y clara en Nueva York. Allí se desnudó la existencia de un doble standard en la membrecía de las Naciones Unidas. Una cosa son los cinco miembros permanentes y otra muy distinta los 187 países restantes», expresó Argüello.

«Para la Carta de las Naciones Unidas todos los países son iguales y cada uno tiene un voto. Sin embargo, como suele decirse: Hay algunos que son más iguales que todos los demás», señaló.

«Para la Argentina, democratizar las Naciones Unidas implica, necesariamente, eliminar la categoría de miembro permanente con derecho a veto», agregó Arguello durante la presentación Por su parte, el ministro Sileoni, celebró la publicación del libro y remarcó la necesidad de «transmitir este sentimiento a las generaciones futuras y de educar para la identidad nacional construyendo un nosotros que nos identifique».

Finalmente, el vicecanciller Taccetti, destacó la importancia de «seguir considerando a Malvinas una causa nacional» y resaltó el «fuerte apoyo que esta causa recibió de la comunidad internacional».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.