Una invitación…a La Feria del Libro

 

Sr Director

Kelo Carrizo presenta en la Feria del Libro,  «La Reina Ratona», que apareció el 1ro. de octubre del 2009, bajo el sello de Editorial DUNKEN; y lo hará en el stand número 922, en el PABELLÓN VERDE.

 

LUNES 03 DE MAYO, ESTAND 922, EDITORIAL DUNKEN, PABELLÓN VERDE.

¡Gracias!..

Kelo Carrizo

Que me espere en casa

Te prevengo, Vida,

no va a ser lo mismo

si esta noche cierro el libro,

o se me caen las hojas

de todo un paquete mal atado.

Van a estar los pájaros buscando las migas,

las migas de Luís, y va a estar Luís,

pero alguien se sentirá desalado.

Te prevengo, Vida,

no va a ser lo mismo.

No es por mi.

Nunca estuve preparado,

ni para vivir.

ni para salir del cuarto.

Te prevengo, Vida,

que el colibrí no sabe cantar

si no encuentra en la urgencia el néctar,

y ese jardín pequeño,

sin agresiones,

en éste, mi costado,

ese oscuro claro en el barrio.

Te prevengo, Vida,

que mis pichones seguirán su canto,

su melodía, su nebulosa.

No lo hacen por mí,

ya vuelan en su viento.

Desde hace rato

se sostienen en su propio cielo.

Tal vez un soplo,

algún pedazo, una mirada,

un giro, un rictus,

una palabra tengan míos.

Pero son ellos.

De mí, poco y nada.

Ni el dolor en el pecho,

ni siquiera mi lucha,

ni mis lágrimas tapadas,

ni este besar mordido con la almohada.

Sin saber llorar

-como dijo Teresa-

una buena lágrima.

Te prevengo, Vida,

que sigo con el alma descalza,

y viviendo exiliado de la abundancia.

Te prevengo, Vida,

que si te toca esta mano te embaraza.

Por eso, no hoy, ni aquí, Vida,

en este extraño paisaje

de malezas ciudadanas.

Por favor, Vida, no aquí…

Intercede…

Decile a la Negra que me busca,

que espere,

que me agarre en casa.

Aquí, y ahora, no, Vida,

en estas veredas extrañas.

Esperame, por favor,

desnuda como tengo la mirada,

asombros y niña,

pero allí, en Ballester.

¡Por favor, Vida!..¡Habla con la Negra!

Que se meta en mi cama.

Solos, los dos, pero en casa.

Que no me busque ahora porque,

seguro, aquí me agarra,

con muy pocas ganas…

Por favor, Vida, decile a la Muerte

que me espere en casa.

Tengo que escribir un par de cosas,

algunas cartas…

¡Estoy listo!..

Son solo cuatro, o cinco, o seis cartas…

Pedile, por favor,

que se ponga cómoda,

que me espere en casa…

Ángel Aníbal Kelo Carrizo

2007

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.