Se celebra mañana el Día Mundial de la Salud

Practicando hábitos sanos como no fumar, una vida no sedentaria, un consumo moderado de alcohol y una dieta con raciones diarias de fruta y verdura, mejoran la calidad de vida.



Con el lema  “Urbanismo y Vida Saludable”  mañana se celebra el Día Mundial de la Salud,  que se conmemora desde 1948, con el objetivo de que la sociedad internacional tome conciencia de un tema de salud específico. Este año está dedicado  al urbanismo, para poner en relieve los efectos que tiene en la salud humana la vida en las ciudades.

“El objetivo es que la  comunidad tome conciencia de que mejorar la salud y calidad de vida es un compromiso que trasciende el ámbito de la salud pública”, explicó el ministro Gabriel Chagra Dib, al referirse a esta celebración.Aunque la mayoría de la gente se muda a las ciudades para buscar una vida mejor, la urbanización puede tener muchas consecuencias negativas para la salud y el bienestar humanos. El modo de vida urbano tiene un costo para la salud, porque la gente reduce la actividad física y consume alimentos procesados, con muchas calorías y menos frutas y verduras frescas.

La vida en las ciudades de crecimiento rápido y mal planificadas, aumenta la vulnerabilidad de la gente a riesgos ambientales por la  contaminación química o biológica del aire, el agua y la tierra; o los riesgos sociales (violencia, el abuso de sustancias psicotrópicas) y riesgos epidemiológicos, incluidas las enfermedades transmisibles y no transmisibles relacionadas con el saneamiento inadecuado, el hacinamiento y la vida urbana moderna.

“Ante esta realidad debemos tomar conciencia y trabajar para garantizar que las ciudades en crecimiento sean poblaciones sanas”, señaló Chagra Dib. En este marco, el funcionario indicó que “más allá de la responsabilidad del Estado de establecer políticas y estrategias adecuadas para que los pobladores vivan más y mejor, hay una responsabilidad social, en la que cada ciudadano debe hacer su aporte para que las personas podamos disfrutar de una mejor calidad de vida y preservar un medio ambiente saludable”.

Entre estos factores se puede citar la actividad física, alimentación adecuada, buena utilización el tiempo libre, correcto uso de las fuentes energéticas, protección del medio ambiente, fomento del trabajo en redes y fortalecimiento de  los vínculos familiares.

El Ministerio de Salud recordó que practicando hábitos sanos como no fumar, una vida no sedentaria, un consumo moderado de alcohol y una dieta con raciones diarias de fruta y verdura, mejoran la calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.