Declaración del Frente Grande: «Compartimos el dolor de quienes pusieron el pecho en Malvinas»

En el Bicentenario de nuestra existencia como Nación, la herida de Malvinas sigue abierta como afrenta a toda Sudamérica y no sólo a la Argentina. La presencia militar británica en Malvinas es una amenaza más a la soberanía de nuestros países, que debe ser denunciada y hostigada por toda la región, cada vez con mayor decisión y compromiso.


Hoy más que nunca, las consecuencias nefastas de la derrota militar en nuestras islas Malvinas se hacen sentir con la renovada ofensiva anglo-americana de instalación de bases a lo largo del globo para tener poder de fuego ante la necesidad de reprimir conflictos globales y garantizar el abastecimiento de recursos naturales para los centros imperiales. Por eso, en este 2 de abril saludamos y acompañamos fuertemente la sólida reacción del Gobierno Nacional ante la pretensión británica de ignorar el conflicto y explotar recursos estratégicos que no le pertenecen y sobre los cuales no tiene derecho alguno.

El Frente Grande realizó el 26 de marzo pasado, en La Matanza, un acto con 250 veteranos de la guerra de Malvinas, viudas y familiares de todo el país, como muestra de su compromiso irrenunciable con los ex combatientes, y como testimonio de que comparte la vergüenza y el dolor de quienes pusieron el cuerpo para defender una causa nacional y fueron tratados como parias después de la vergonzosa capitulación de la Junta Militar.

No podemos de ninguna manera descalificar la recuperación de las islas y el heroísmo y sufrimiento de quienes combatieron allí por el aventurerismo irresponsable de la dictadura, que sólo era capaz de luchar contra el propio pueblo argentino, pero no contra los invasores.

La deuda con los ex combatientes no puede saldarse por completo nunca, porque fueron años de desmalvinización, de ocultamiento de las consecuencias y de culpabilización a quienes debían haber sido reconocidos socialmente. Sin embargo, como parte del proceso de transformaciones iniciado en mayo de 2003, se ha recuperado la conciencia de nuestra soberanía y la valoración de los ex combatientes a través de un conjunto de medidas que incluyen la mejora significativa de sus pensiones, la inclusión en un sistema integral de obra social a través del PAMI (con un área específica para su atención) y la recuperación de su visibilidad como ciudadanos que merecen el mayor reconocimiento de la patria.

Es en ese contexto que desde el Frente Grande los hemos invitado a que, con su capacidad de organización y movilización, junto con la defensa irrestricta de sus derechos, se involucren activamente en este proceso político y se incluyan en el conjunto de sectores populares con los que luchamos por mantener irreversibles los cambios profundos que hemos conseguido los argentinos.

Eduardo Sigal, Presidente del Partido Frente Grande

Javier Hermo, Secretario de Prensa y Comunicación del Partido Frente Grande

Hugo Cormick, Secretario de Gestión Pública del Partido Frente Grande

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.