Secuestran 4,1 toneladas de cocaína en 3 operativos

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) se incautó de 3,6 toneladas de cocaína en dos operativos realizados entre viernes y lunes en Cochabamba y Santa Cruz, mientras que la Gendarmería de Argentina secuestró 419 kilogramos en Salta en dos cisternas provenientes de Bolivia.



Los tres decomisos suman alrededor de 4,1, toneladas de cocaína, una cantidad ligeramente superior a los 4.000 kilogramos hallados en el “narcoavión” que partió de El Alto y tenía el objetivo de llegar a México, pero que fue detenido en Lima en 1995.

La Unidad de Comunicación de la FELCN informó ayer que se sospecha de que los dos cargamentos encontrados en territorio nacional pueden haber sido producidos en la misma fábrica que está establecida en Perú.

El viernes 19, la fuerza antidroga efectuó un operativo en un domicilio particular ubicado en el barrio Libertad de la capital cruceña, donde aprehendió a dos ciudadanos peruanos y halló 2,5 toneladas del alcaloide.

El lunes 22 por la noche, en la avenida Blanco Galindo, que une las ciudades de Cochabamba y Quillacollo, la FELCN interceptó un camión cisterna en cuyo interior halló 1,03 toneladas del estupefaciente y aprehendió al conductor, de nacionalidad boliviana, quien llevaba consigo 2.435 dólares y 50 nuevos soles peruanos.

La FELCN dio cuenta de que hasta este viernes se conocerán los resultados de los exámenes de laboratorio a los que se someten muestras de la droga, para determinar si ambas partidas pertenecen a un mismo lote.

Los indicios que permiten suponer que se trata de un mismo envío probablemente de Perú son el material de embalaje y la forma en que se elaboraron los paquetes.

De acuerdo con la gubernamental Agencia Boliviana de Informaciones (ABI), el director nacional de la FELCN, coronel Félix Molina, informó que el camión cisterna ingresó y salió del país en varias oportunidades.

“Yo me atrevo a decir que probablemente este vehículo está haciendo un cuarto o tercer viaje, y estamos seguros, absolutamente seguros, de que es producto peruano”.

Entretanto, otros dos camiones cisterna que transportaban cocaína desde Bolivia fueron detenidos por la Policía Fronteriza argentina a la altura de Caraparí, en la localidad de Salvador Mazza, provincia de Salta, región fronteriza con el país.

El operativo se cumplió alrededor de las 2.30 de ayer sobre la Ruta Nacional 34, donde efectivos de esa fuerza se incautaron de los dos vehículos de alto tonelaje y un automóvil Fiat Palio, que aparentemente efectuaba labores de cobertura y vigilancia de la mercadería.

La acción permitió secuestrar 419 kilos de cocaína, que Claudio Maley, jefe de gendarmes, definió, a la agencia de noticias Diarios y Noticias (DYN), como el cargamento más grande de estupefacientes secuestrado en lo que va del año y “uno de los más importantes” en los que participaron los uniformados.

La droga, según Maley, fue escondida en los tanques de los camiones, que se dirigían hacia puertos de la provincia de Buenos Aires, donde estaba previsto que cargaran combustible para regresar a Bolivia.

El alijo fue valuado en unos seis millones de pesos, algo más de dos millones de dólares, y se cree que tenía como destino Europa.

Cuatro personas, tres bolivianos y un argentino, fueron capturados en posesión del alcaloide.

La FELCN cree que la droga hallada en el país procede de Perú.

Fte La Prensa.com.bo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.