Día Mundial de Lucha contra la Tuberculosis

Hoy, se conmemora el Día Mundial de lucha contra la Tuberculosis, fecha instituida por la Organización Mundial de la Salud en homenaje al doctor Roberto Koch, quien el 24 de marzo de 1882 dio a conocer a la comunidad científica el hallazgo del bacilo causante de la enfermedad.


El Ministerio de Salud considera que esta fecha es una ocasión especial para que la población tome conocimiento acerca de la amenaza que representa la tuberculosis en la salud, destacándose principalmente que esta enfermedad puede ser controlada y curada.

En la Provincia, el Programa de Control de Tuberculosis trabaja en base a pautas y metas de la Organización Mundial de la Salud, priorizándose la búsqueda de los enfermos, desde los hospitales de mayor complejidad a los puestos de salud más alejados.

La responsable del Programa de Control de Tuberculosis, Cecilia Herrera , señaló que en la Argentina en los últimos años (2007- 2008) los casos notificados fueron 10.500. En Salta durante el año 2009 se notificaron  770 casos.

Síntomas y Prevención

La Tuberculosis es una enfermedad infecciosa, que se transmite a través del aire, por la eliminación de bacilos de una persona enferma. Una persona enferma de TBC, al toser o estornudar, elimina gérmenes  y puede contagiar la enfermedad. No todos los que estén  en contacto con el bacilo de tuberculosis se enferman, depende de las defensas de cada persona y del tiempo que se encuentre en contacto con el enfermo.

No es frecuente la transmisión a través de objetos personales, como ropa, sábanas o cualquier otra cosa que haya tocado la persona con tuberculosis. La ventilación adecuada es la medida más importante para evitar la transmisión de esta enfermedad.

Los síntomas son: pérdida de  peso y de apetito; tos y expectoración de más de 15 días; fiebre nocturna y decaimiento.

Es una enfermedad de lenta recuperación y la cura ocurre luego del tratamiento continuo de 6 meses. A los 20 días de iniciado, si se lo cumple bien, los enfermos dejan de contagiar.

Cabe destacar la importancia de la aplicación de  la vacuna BCG , que protege a los niños de la Meningitis Tuberculosa , o de las formas graves de la enfermedad. Esta vacuna se coloca al recién nacido y a los niños al ingreso escolar. La vacuna BCG se suministra en todos los Hospitales y Centros de Salud en forma gratuita.

Cuidados a tener con el enfermo

Una persona enferma que realiza el tratamiento deja de contagiar a partir de las dos semanas de iniciarlo y puede retornar a su vida normal.

El enfermo debe taparse la boca al toser o estornudar.

Limpiar y ventilar la habitación donde duerme.

Lavar correctamente los utensilios que utiliza.

No deje a los niños jugar en el suelo, ya que suele llevarse las manos a la boca y el enfermo al toser o hablar disemina las gotitas de saliva infectadas con gérmenes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.