Dos casos importados de dengue en la frontera con Bolivia

El coordinador de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, Alberto Gentile,  informó que se confirmaron  dos casos de dengue importado en la provincia  Se trata de dos pacientes cuyas muestras fueron tomadas en Aguas Blancas (Orán), localidad fronteriza que limita con Bermejo (Bolivia).


Las personas afectadas son de sexo femenino, madre e hija, y viven en las dos localidades fronterizas constituyendo domicilio en ambos países. Los casos se confirmaron por nexo epidemiológico y una prueba preliminar de laboratorio, no confirmándose aún casos autóctonos.

Gentile destacó que las autoridades sanitarias locales, al haber detectado la sintomatología sopechosa de Dengue en esta familia, de inmediato procedieron al tratamiento de la vivienda y alrededores (rociado y fumigación) para evitar la propagación del mosquito trasmisor de la enfermedad. Las pacientes evolucionan favorablemente, se confirmó.

El coordinador de Epidemiología recomendó a la población que tiene previsto viajar a Bolivia tener muy en cuenta las medidas de prevención, especialmente la del uso de repelentes para evitar el contacto con el mosquito Aedes aegypti.

Recordó que en la zona fronteriza se suministra repelentes en forma gratuita  a las personas cruzan la frontera. Su provisión es obligatoria, y las autoridades de Gendarmería están actuando en consecuencia.

Prevención y síntomas

Gentile recordó a la comunidad “no bajar los brazos con  las medidas de prevención de esta enfermedad”. Y remarcó la importancia que tiene la consulta precoz ante la aparición de fiebre, hecho que facilita el seguimiento individual de cada persona hasta su alta definitiva.

También recomendó expresamente evitar la automedicación, ya que demora la consulta e impide intervenir en tiempo y forma. Además, la ingestión de antifebriles como la aspirina, pueden agravar la enfermedad.

Reiteró que la mejor manera de evitar la propagación del dengue es aplicando las medidas preventivas, tendientes a eliminar los reservorios de agua domiciliaria y peridomiciliaria, que son los potenciales criaderos del mosquito trasmisor de dengue.

Para ello se debe evitar el estancamiento de agua en recipientes, piletas y piscinas, reemplazar el agua de los floreros por arena húmeda, tapar los tanques de agua, cortar la maleza, eliminar la basura, usar espirales e insecticidas y  mosquiteros en puertas y ventanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.