Dura derrota del kirchnerismo: la oposición logró el control del Senado

 

La oposición logró revertir el mal trago de la semana pasada. En una dura derrota, el kirchnerismo perdió esta tarde el control del Senado. Con quórum propio, el frente no oficialista impuso su criterio para repartir el poder en las comisiones.

 

 

A partir de ahora, la oposición presidirá 13 de las 25 comisiones permanentes que, a su vez, estarán en su totalidad integradas con mayoría de ocho miembros, sobre un total de 15, por legisladores del arco no kirchnerista. Es decir, la oposición controlará la mitad más uno de las presidencias de las comisiones y tendrá mayoría en todos los casos.

Además, la oposición logró imponerse respecto de otros temas cruciales: la discusión sobre la validez del decreto de necesidad y urgencia 298/2010, por el que el Poder Ejecutivo tomó US$ 6500 millones para pagar deuda y la interpelación del ministro de Economía Amado Boudou por esa maniobra que sorprendió a la oposición el lunes pasado cuando fue anunciada por Cristina Kirchner en la Asamblea Legislativa. Ambos temas se discutirán en la próxima sesión.

Una de las claves del triunfo opositor es que la coalición no kirchnerista se quedó con la mayoría de la Comisión de Trámite Legislativo, encargada de dictaminar sobre la legalidad de los DNU.

Por otra parte, logró que varias comisiones clave comiencen a trabajar esta tarde. Son las de Acuerdos, Presupuesto y Hacienda, Economía y Coparticipación. La primera deberá debatir el pliego de designación de Mercedes Marcó del Pont como presidenta del Banco Central. La funcionaria quedó en la mira por el veloz trámite con el que la entidad dispuso de fondos para pagar a acreedores. También se discutirán eventuales reformas a la ley de coparticipación.

La derrota en el Senado se suma a la que el kirchnerismo había sufrido en diciembre pasado en la Cámara de Diputados. En el caso de la Cámara baja, el oficialismo sólo retuvo el control de 20 de las 45 comisiones. Igual que en el Senado, el reparto supone que la oposición tendrá la presidencia de las lllamadas «comisiones de control» y el Frente para la Victoria con las de gestión, como la de Presupuesto y la de Acuerdos.

Menem, presente. Esta vez, Carlos Menem estuvo presente desde el primer momento. De hecho, la oposición logró quórum propio para iniciar la sesión (37 legisladores en el recinto) y enseguida votó la conformación de comisiones que la deja en una posición de fuerza frente al kirchnerismo. Recién después, una vez consumada la derrota, se sumaron al debate los hombres del kirchnerismo.

La ausencia del ex presidente en la sesión preparatoria del miércoles de la semana pasada había dejado en ridículo al frente legislativo no oficialista. Con 36 senadores sentados en su banca no tuvo quórum para votar cuando el oficialismo abandonó el recinto.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.