Este domingo, a partir de las 20 en el anfiteatro “Cuchi Leguizamón” proyec" />

Cine gratuito en el parque San Martín

 

Este domingo, a partir de las 20 en el anfiteatro “Cuchi Leguizamón” proyectarán “La vida es bella”.

 

La Secretaría de Turismo de la Municipalidad informa que como parte del ciclo “El Cine se vino a Salta de Vacaciones” se proyectará este domingo, en el Parque San Martín, la película italiana “La vida es bella”.

Este programa, coordinado por el prestigioso cineasta salteño Rolando Pardo, tiene como objetivo que salteños y turistas puedan disfrutar este verano de películas nacionales e internacionales de forma gratuita.

La proyección se realizará este domingo en el anfiteatro “Cuchi Leguizamón” del Parque San Martín, a partir de las 20. Previamente el grupo Luna Mimosa presentará una función de títeres.

El ciclo prevé la proyección de 34 películas todos los fines de semanas de enero en el anfiteatro del Parque San Martín.

La película

“La vida es bella” es  una de las películas italianas mas premiadas en los últimos años, ya que obtuvo más de 40 galardones internacionales, inclusive tres premios Oscar.

El film narra la historia de un hombre italiano descendiente de judíos, que vive en la ciudad de Arezzo en el 1939. La película se ambienta en el período de la Segunda Guerra Mundial cuando el nazismo y el fascismo estaban en el poder. Guido se enamora y después se casa con Dora, la ex-novia de un oficial fascista. Con ella tiene un hijo llamado Josué.

La felicidad de esta familia dura poco porque Guido, su tío y Josué son llevados a un campo de concentración nazi. Dora, que no fue llamada para subirse al tren que conduce al campo, se introduce voluntariamente en él con lo que toda la familia acabará en dicho campo.

Allí Guido hace creer a su hijo Josué que todo se trata de un juego en el que sólo ganará si no se deja ver por los «gruñones», guardias alemanes. Cada día inventa nuevos juegos para su hijo y utiliza toda su imaginación para salvar la vida de Josué y que no se de cuenta de lo que en realidad sucede.

El niño, tentado por el tanque que, según su padre, se llevará el ganador, vive el holocausto como un juego, sin darse cuenta de las barbaridades que ocurren a su alrededor, todo ello gracias al ingenio de Guido.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: