Un recorrido por caminos escarpados que lleva a pintorescos pueblos que parecieran colg" />

Toda la magia andina en el norte de Salta

Un recorrido por caminos escarpados que lleva a pintorescos pueblos que parecieran colgar de las montañas 


El camino no es fácil pero el recorrido tiene el premio especial de transitar por una espectacular región que, más allá de la gran belleza de sus paisajes, pareciera haberse quedado detenida en el tiempo obsequiando al viajero una atmósfera de profunda tranquilidad. El circuito del norte andino de la provincia de Salta es una opción más que recomendable para quienes recorran de vacaciones esa provincia y Jujuy.

Además de los antiguos pueblos que se visitan durante el trayecto, los visitantes acceden a paisajes cordilleranos bellísimos en los que la selva trepa por las laderas de los cerros mostrando incontables tonalidades de verde.

El avistamiento de animales en estado salvaje, como algunos tipos de cérvidos, llamas, guanacos, vicuñas, gatos monteses, cóndores y otras aves cordilleranas de gran porte, es uno de los grandes atractivos del norte andino de Salta ya que ofrece la posibilidad de realizar muy buenos safaris fotográficos.

Para recorrer este circuito es necesario contar con un vehículo en buenas condiciones, especialmente los neumáticos, y tener experiencia en conducción por caminos de cornisa por los que se debe circular a muy baja velocidad y con mucha precaución. Lo recomendable es realizar el paseo, en lo posible, de a dos o más vehículos.

IRUYA

En algunos tramos del camino, sobre las laderas de los cerros, se divisan algunos caseríos con unas pocas viviendas prolijamente edificadas en adobe y en las adyacencias se advierten distintos cuadros de cultivos de quienes allí habitan.

Más adelante, en un sector serpenteante del camino, entre curva y curva, se empieza a ver Iruya, un pintoresco pueblo que a lo lejos da la impresión de estar «colgado en la montaña», o más bien, de una isla, ya que está rodeado por los ríos Colazulí (Iruya) y Milmahuasi.

Rodeadas de un majestuoso paisaje, sus empinadas calles empedradas parecen de otro tiempo. Su cultura es de raigambre precolombina lo que se manifiesta en las costumbres y celebraciones de los lugareños.

Iruya, una población de unos 5.000 habitantes está a 2.780 metros sobre el nivel del mar. El poblado conserva sus calles angostas y empedradas, con casas de adobe, piedras y paja.

En la zona también están las pequeñas y simpáticas localidades de Rodeo Colorado, San Pedro, San isidro, La Mesada, Colanzulí, Matancillas y Casa Grande.

El camino para el tránsito automotor termina en Iruya, y solamente a lomo de mula es posible realizar un viaje al interior del Departamento, donde se presenta el paisaje montañoso en toda su magnitud. Siguiendo el lecho de los ríos que surcan el interior, se aprecian quebradas de diferentes formas y colores. La piedra laja, en algunos tramos ha formando paredes de contención de los cauces.

ISLA DE CAÑAS

Otra localidad interesante del Departamento de Iruya es Isla de Cañas, a la que se llega saliendo desde la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán; desde allí se recorren 5 kms. por la RN Nº 50 en donde se encuentra un empalme con la RP Nº 18 que lleva a la localidad.

Recorriendo 68 kilómetros en medio del monte, por un camino asentado de tierra, con mucha vegetación y animales silvestres, se llega a esta impactante localidad, perteneciente a la comunidad kolla de Finca Santiago, con asiento en el Departamento de Iruya y a la que pertenecen también los pobladores de Río Cortaderas, Volcán, Higueras y Colanzuli.

DATOS UTILES

Alojamiento

En Iruya, el costo de una habitación doble en un hostal, con baño privado y desayuno, arranca desde los 200 pesos diarios.

En un hotel, la tarifa mínima de esas mismas comodidades, más cochera, es de 240 pesos por día.

Distancias

De La Quiaca a Iruya hay 190 kilómetros por las rutas nacional 9 y provinciales 72 y 13.

Desde la Ruta 9 a Iruya hay 26 kilómetros de tierra.

Iruya está a 307 kilómetros de la capital salteña.

Isla de Cañas se encuentra a 430 kilómetros de la ciudad de Salta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: