Especialistas de la región se opusieron a la idea de bajar de 16 a 14 años la edad en que un c" />

1º Simposio del NOA – NEA se rechazó bajar el límite de edad para poder condenar

Especialistas de la región se opusieron a la idea de bajar de 16 a 14 años la edad en que un chico puede ser condenado por un delito en el primer simposio del NOA y NEA para analizar la problemática de los adolescentes que se encuentran en conflicto con la ley.

 

Recordemos que la iniciativa de bajar a 14 años el margen para ser sentenciado por la Justicia fue aprobada recientemente por la Cámara de Senadores de la Nación y ahora debe ser analizada por Diputados

Especialistas coinciden en que se deben aplicar políticas de prevención y que el encierro no favorece la recuperación. Se abogó porque la sociedad y la familia se comprometan para contener a los adolescentes.

Este tema se abordó en una reunión de profesionales del NOA y del NEA realizada en el Centro de Convenciones del Grand Bourg.

El debate y posicionamiento de los funcionarios adquieren relevancia porque se producen días después de que se diera media sanción a un régimen juvenil que baja de 16 a 14 años el límite de imputabilidad en el Senado de la Nación.

Las discusiones en Salta se realizaron desde el miércoles y durante tres días seguidos.

La actividad fue organizada por la Subsecretaría de Políticas Criminales y Asuntos Penitenciarios de la Provincia de Salta con el objetivo de compartir los criterios de respuesta ante la problemática.

La directora de Justicia Juvenil de Salta, Mariel Agüero, sostuvo que «se sigue privando de la libertad a muchos chicos que podrían rehabilitarse con otras medidas mucho más favorables a la inclusión social».

Agüero describió que los chicos que ingresan a centros de detención «llegan tras situaciones de mucha desprotección», y que «el primer pedido que hacen es volver a sus casas con sus padres».

«Muchas veces los padres no pueden hacerse cargo de los adolescentes porque están muy afectados por una situación de pobreza estructural y viven en un contexto desfavorable para educar a los hijos», expreso  Agüero.

Entre las conclusiones elaboradas por especialistas del NOA y el NEA que se reunieron entre el miércoles y el viernes últimos en el salón de convenciones del Centro Cívico Grand Bourg, se planteó que las conductas de los chicos «son una consecuencia social, económica y política de la realidad vivida por los niños, que muchas veces están relacionadas con la deserción escolar y el desarraigo, entre otros factores».

Los profesionales también expresaron en un documento elaborado al cierre de las jornadas que «la solución al problema no pasa por bajar la edad de imputabilidad de los chicos ni construir más institutos de menores, sino por coordinar estrategias preventivas».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: