Será el lunes próximo. La dotación contará con cuatro helicópteros, dos aviones, y" />

Garré y Alak habilitarán una unidad operativa contra el narcotráfico

Será el lunes próximo. La dotación contará con cuatro helicópteros, dos aviones, y su base serán las dependencias de Gendarmería Nacional. Los ministros de Justicia y de Defensa de la Nación, Julio Alak y Nilda Garré, habilitarán oficialmente el lunes en Salta una Unidad Operativa de Alta Movilidad, para el control del narcotráfico, que incluirá aeronaves con elementos de alta tecnología, se informó oficialmente.

La nueva dotación tendrá cuatro helicópteros de alta tecnología, dos aviones, entre otros elementos, y su base serán las dependencias de Gendarmería Nacional en las ciudades salteñas de Tartagal y Orán, consideradas como «zona roja» del narcotráfico.

En la ceremonia del lunes, además de los ministros Alak y Garré, participará el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación  Ricardo Lorenzetti, ya que la nueva Unidad había sido reclamada reiteradamente por autoridades de la Justicia Federal en esta provincia ante el Ministerio de Defensa y el máximo tribunal de la Nación.

Las autoridades arribarán el lunes al aeropuerto de General Mosconi, en el norte de Salta, para desplazarse hacia la ciudad de Tartagal y luego a San Ramón de la Nueva Orán, donde mantendrán reuniones con jueces y camaristas de la región a quienes llegan las causas por narcotráfico.

La nueva unidad quedará a cargo del comandante de Gendarmería Claudio Dominichini y abarcará la zona norte de Salta, pero también las provincias de Tucumán y Santiago del Estero, hasta donde se extiende la Agrupación VII de esa fuerza de seguridad, informaron medios de la provincia.

Los funcionarios pondrán en marcha un programa intensivo contra las actividades del narcotráfico, que se sumará a la vigilancia que desde hace dos meses se realiza con un radar móvil instalado en el Regimiento de Ejército 28 de Monte, en Tartagal, para detectar vuelos irregulares.

La necesidad de instalar un radar se potenció luego de un par de operativos realizados por la Policía salteña en el sur de la provincia, donde se logró secuestrar importantes cargamentos de cocaína que habían sido arrojados desde el aire. Estos operativos, en los cuales fueron decomisados casi 1000 kilos de cocaína, sirvieron para desbaratar una banda que al parecer realizaba este tipo de maniobras desde hacia bastante tiempo y estaba constituída por varios miembros, entre ellos un ex gendarme.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: