Icono del sitio

II Jornada Médica de Niños con Mielomeningocele

 

Durante los últimos días del corriente mes la ciudad de Salta será sede de tres importantes jornadas, que se desarrollarán el próximo 28 de Noviembre en el Salón Auditórium del Hospital Público Materno Infantil, a partir de horas 8.  destinadas a generar concientización, brindar una información actualizada de la enfermedad y capacitar a profesionales sobre Mielomeningocele.

 

Están organizadas por la Fundación de Integración de Programas para Adultos y Niños con Trastornos de Mielomeningocele (FIPANT`Me) y se desarrollarán el próximo 28 de Noviembre en el Salón Auditórium del Hospital Público Materno Infantil, a partir de horas 8. Se trata de las Segunda Jornadas de Niños con Mielomeningocele, el Décimo primer Encuentro Regional de Actualización Profesional sobre Defectos del Tubo Neural y el Trigésimo primer Escuelas para Padres de APEBI. La Jornada es Libre y gratuita.

En la oportunidad disertarán prestigiosos profesionales de reconocida trayectoria en Salta y en el país.

Las jornadas están destinadas a Traumatólogos, Neurólogos, Neurocirujanos, Urólogos, Pediatras, Clínicos Médicos, Fisioterapeutas, Psicólogos, Docentes, Psicopedagogos y Público en general

La Fundación FIPANT´Me quiere recordarles a las mujeres que tengan planificado quedarse embarazadas la importancia de consumir acido fólico antes y durante la gestación, para poder prevenir defectos del tubo neural y malformaciones congénitas que provocan problemas muy complejos para el afectado y su familia.

Además recuerda que el Acido Fólico se lo puede encontrar en alimentos como: Frutas, vegetales, granos…etc. Es necesario recalcar que toda mujer debería consumir 400 microgramos de ácido fólico diariamente.

Las mujeres que hayan tenido un hijo con Defectos del Tubo Neural deben consumir una dosis mayor para disminuir la incidencia

Algo para Conocer

Espina bífida oculta- Aparece un pequeño defecto o abertura en una o más vértebras. Algunas tienen un lipoma, hoyuelo, vellosidad localizada, mancha oscura o una protuberancia sobre la zona afectada. La médula espinal y los nervios no están alterados. Muchas personas con espina bífida oculta no saben que la tienen, o sus síntomas no aparecen hasta edades avanzadas

Espina bífida abierta o quística – Es el tipo más grave, la lesión suele apreciarse claramente como un abultamiento, en forma de quiste, en la zona de la espalda afectada. Se distinguen varios tipos.

Meningocele y lipomeningocele – Son las formas menos frecuentes. Una o más vértebras presentan una abertura de la que asoma un quiste lleno de líquido cefalorraquídeo que contiene parte de las meninges pero no los nervios espinales. Sus secuelas son menos graves, tanto en las funciones locomotoras como urinarias.

Mielomeningocele – Es la variante más grave y más frecuente. El quiste contiene tanto las membranas como las raíces nerviosas de la médula espinal y a menudo la médula en sí. Ocasionalmente la médula espinal y los nervios quedan al descubierto. Es necesario cerrar quirúrgicamente la abertura en cuanto el bebé nazca para evitar una infección

Para informes e inscripción los interesados pueden comunicarse al Teléfono 0387 155217731, 155183189, 155493434 o mandar un correo electrónico a fipantmesalta@live.com.

 

Salir de la versión móvil