Share:

Centenario del Mal de Chagas sin nuevas drogas

El médico brasileño Ricardo Ribeiro dos Santos afirmó que el centenario que se conmemora del descubrimiento del mal de Chagas, en 1909, es muy triste, porque hace 40 años que no hay un nuevo medicamento para tratar la etiología de la enfermedad.

«No hay ninguna droga nueva -más que el nifurtimox en Argentina y el benznidazol en Brasil, que se usan hace 40 años- porque ningún laboratorio privado desarrolló otro medicamento, dado que es barato y poco rentable”, criticó dos Santos. El científico de la Fundación Oswaldo Cruz conversó con Télam
durante el Simposio Internacional sobre Células Madre, en el Instituto Leloir.

El investigador contó que «el laboratorio Roche cedió a Brasil la patente del benznidazol y ahora lo fabrica sin problemas un laboratorio estatal en Perambuco”. Dos Santos se declaró optimista respecto al convenio suscrito anoche entre Argentina y Brasil para financiar proyectos conjuntos de investigación en células madre, que incluyen terapias para la cardiopatía grave producida en la fase aguda del mal de Chagas. El acuerdo prevé crear el Programa Binacional de Terapia Celular (PROBITEC), que financiará proyectos argentino-brasileños de investigación científica y desarrollo tecnológico en terapia celular, e incluye el intercambio de estudiantes entre ambos países y pasantías de trabajo.     El PROBITEC involucra al ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de Argentina y a las carteras de Educación, de Ciencia y Tecnología y de Salud de Brasil.

Dos Santos evocó las condiciones en que se desarrolló, hace cien años, la descripción de la enfermedad, el descubrimiento del agente causal -el parásito Tripanosoma cruzi- y el agente transmisor -la vinchuca.

Desde entonces, «más importante que tratar la patología es bloquear la epidemia, y se hace poco para controlar la vinchuca que vive en los domicilios», enfatizó dos Santos. El brasileño «(Carlos) Chagas, al igual que el argentino Salvador Mazza, luchó mucho para estudiar y difundir los conocimientos sobre la enfermedad, pero no pudo acceder al Nobel porque fue desacreditado por la Academia de Medicina”.

«Chagas fue quien primero describió la enfermedad, pero la divulgación mayor la logró Mazza, que siguió librando una dura batalla por los enfermos de lo que hoy se llama, con justicia, el mal de Chagas-Mazza», reivindicó.

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: