Share:

Homicidio en un barrio de nuestra capital

Esta mañana fue asesinada una mujer de sesenta años por su sobrino. El autor del hecho un joven de treinta años huyó por los techos lindantes a la vivienda que compartía con la mujer fallecida, tía del sujeto. Más tarde se entregó voluntariamente a las autoridades policiales de la seccional 1° de nuestra capital. El joven era reconocido por tener antecedentes de violencia y problemas con el alcohol y la droga.

Ante lo sucedido hubo un fuerte operativo policial para dar con el asesino que huyó por los techos de las viviendas de los vecinos. Más tarde se entregó en el sanatorio El Carmen, y de allí fue trasladado a la seccional primera de la policía en compañía de un médico.

Familiares confirmaron que el sujeto tiene 30 años y es adicto al alcohol y las drogas. Dijeron además que ya había denuncias por violencia familiar en ese hogar. Cuando ocurrió el homicidio, en la casa también estaba la abuela del muchacho de 86 años de edad.

La víctima fue identificada por la policía como Hilda María del Valle Lobo de 60 años, quien residía junto a su madre de 86 años en calle Las Margaritas 43, de barrio Tres Cerritos.

Se supo que la mujer ultimada era docente en la Universidad Católica de Salta y se desempeñaba como secretaria de Fiscalización del Ministerio de Trabajo de la Provincia.

El director de Seguridad de la Policía, comisario Néstor Méndez, explicó que las discusiones eran comunes entre el joven y sus familiares y que al parecer el muchacho quería dinero. Méndez señaló que se encontró un cuchillo manchado de sangre en uno de los techos de los vecinos. Esa fue el arma que utilizó el asesino para ultimar a su tía.

Una vecina de la casa donde ocurrió el suceso dijo que al joven la tía lo quería como si fuera su hijo, incluso él le decía mamá.

 

 

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: