Share:

Escudero: “El Presupuesto Nacional 2010 pone de rodillas a las provincias”

Sostuvo, además que significa un “nuevo paso hacia la muerte del federalismo” y que consagra las inequidades regionales. “Salta es la tercera provincia con menor presupuesto por habitante de la Argentina ”. Mientras los salteños recibirán en promedio $3.354 durante 2010, cada habitante de Santa Cruz se beneficiará con $11.960 y cada porteño se hará de $29.715.

La salteña Sonia Escudero (bloque justicialista 8 de octubre) hizo escuchar encendidas críticas en relación con la “ley de leyes”, proyecto que el Senado Nacional se dispone aprobar esta noche. En tal sentido, anticipó su voto negativo tanto en general como en particular, y sentenció que “significa un nuevo paso hacia la muerte del federalismo en nuestro país. Asimismo, vacía de poder a este Congreso, atenta contra el sistema republicano y democrático de gobierno y traslada las discusiones a las calles, porque la ciudadanía sabe que aquí no se resuelve nada”.

Del total de la masa de recursos, el 70% quedará en manos del Ejecutivo Nacional. En cifras, ello representa que de $353.724 millones que el Gobierno espera recaudar, se quedará con $250.317 millones. “Mientras, las provincias recibirán sólo el 23,4% del total, lo que arroja $82.938 millones a repartir entre todos los distritos”.

“Esto sucede frente a nuestras narices y a pesar del ahogo financiero por el que atraviesan actualmente la mayoría de las provincias” –agregó la legisladora. “Como quedó claro a partir de la suspensión por 2009 y 2010 de varias de las restricciones establecidas en la Ley de Responsabilidad Fiscal, las provincias se encuentran hoy en una situación en la cual la única forma de poder pagar sueldos, aguinaldos y proveedores es endeudándose más allá de los niveles recomendables”.

“Pero esto no es por falta de recursos. El dinero está. Sólo que no se reparte como es debido. Basta mencionar dos casos emblemáticos. En los ’90 las provincias transfirieron sus cajas previsionales a la Nación porque el sistema estaba en crisis. Hoy es al revés: las provincias sufren problemas financieros –se calcula un déficit de casi $14.000 millones. Si los fondos que se transfieren a la ANSES volvieran a las provincias, éstas recibirían $9.500 millones adicionales”.

El otro caso se refiere a la coparticipación del impuesto a los créditos y débitos bancarios, conocido como el “impuesto al cheque”. Hoy el Gobierno Central concentra un 80% de lo recaudado, mientras que las provincias reciben sólo el 15%. “Si el impuesto al cheque se coparticipara en un 100%, las provincias recibirían $8.000 millones más. Esto significaría un aumento de $300 millones para Salta”, advirtió.

Sostuvo Escudero que “con estas dos medidas que suman casi $17.500 millones, se solucionaría el problema del déficit de las provincias y quedarían además unos $4.000 millones para integrar un Fondo de Convergencia o Nivelación, tendiente a lograr un grado equivalente de desarrollo e igualdad de oportunidades en las provincias más pobres de nuestro país”.

“Pero no. En lugar de avanzar hacia una mayor coparticipación de los recursos, la Administración Central se empeña en concentrar cada vez más los fondos y, con ello, el poder. Porque, seamos sinceros, de esto se trata. Al no querer transferir en forma automática los fondos a las provincias, y al dejar la decisión en manos del Poder Ejecutivo, lo que se logra es poner de rodillas a las provincias”.

Principales críticas

Inequidad Territorial: Se dan, por otra parte, ejemplos de discriminación manifiesta hacia algunas provincias. Salta es la tercera provincia con menor presupuesto por habitante de la Argentina. Mientras los salteños recibirán en promedio $3.354 durante 2010, cada habitante de Santa Cruz se beneficiará con $11.960 y cada porteño se hará de $29.715.

Obras públicas: Lo mismo ocurre en el caso de las obras públicas que se destinan a cada provincia. Salta recibe $324 por habitante para obras públicas, un tercio de lo que se asigna por habitante a nivel nacional. Santa Cruz recibe $3.747 por habitante, la Capital Federal obtiene $6.467.

Inconsistencias en el listado de obras: “Ya que nos referimos a obras públicas, he estudiado el listado de obras para la provincia de Salta que se incluyen en el Presupuesto, y lo he cotejado con un informe elaborado por la Dirección de Vialidad Nacional. Surgen un sinnúmero de inconsistencias. Por un lado, el Presupuesto 2010 incluye obras por más de $10 millones que ya han sido ejecutadas. Entre ellas se destacan obras en las Rutas Nacionales 9, 34, 50 y 81” .

Un segundo caso de inconsistencias agrupa a obras incluidas por partida doble. Hay, por ejemplo, varios puentes (ríos Seco, Viña y Chuniapampa, Arroyo Viñaco) que suman $1 millón y que ya están incluidos en el monto presupuestado para la Malla 401 B.

Aparecen también obras que son “históricas” en el reclamo provincial, que se repiten año tras año pero no se ejecutan. Tal es el caso de obras en las Rutas Nacionales 51 y 40 (parte del “corredor minero” que nuclea a las provincias de Salta, Jujuy y Catamarca con Chile); en la Ruta Nacional 50 entre Pichanal y San Ramón de la Nueva Orán ; en las Rutas Nacional 9 y 34; en la Ruta Nacional 68 (uno de los caminos turísticos más importantes para Salta); en la Ruta Nacional 16 (considerada la ruta de la producción para la provincia)… y la lista sigue. “En total, constituyen obras que en el Presupuesto figuran por $55 millones y que la Dirección Nacional de Vialidad me ha confirmado que requieren $300 millones para ser finalizadas”.

Educación: el Presupuesto 2010 destina a la provincia de Salta sólo $294 por habitante, mientras que la Capital Federal recibe 4 veces más ($1.240 por habitante).

Salud: el Presupuesto 2010 destina sólo $36 pesos por salteño para salud. La Capital Federal obtiene más de 30 veces ese número: $1.134 por porteño.

Dengue: El programa “Prevención y Control de Enfermedades y Riesgos Específicos” recibirá en 2010 menos fondos que los recibidos en 2009. Contará con $320 millones, cuando este año se destinaron a ese fin $1.284 millones. Esto nos deja expuestos a un rebrote del dengue.

“Fútbol para Todos”: Se privilegia darle fútbol al pueblo, “pan y circo”, antes que salud o educación. Tiene previstos recursos por $648 millones (Con este monto se podrían construir unas 675 nuevas escuelas por año). Según relevamientos privados, el programa ya lleva acumulado un déficit de casi $200 millones en sólo dos meses. Pero hay más, funciona bajo la jurisdicción Jefatura de Gabinete de Ministros y consta que su finalidad es “Educación y Cultura”.

El Proyecto autoriza a las provincias a contraer deuda para pagar gastos corrientes como sueldos, aguinaldos y proveedores (artículo 73). “Vuelve el festival de bonos. Ya sabemos cómo termina esta historia”, acotó Escudero.

También se autoriza al Gobierno Nacional a reestructurar la deuda que las provincias tienen con éste (artículo 74). Pero no se establece pauta alguna de cómo se decidirá a qué provincia brindar asistencia y por cuánto, “por lo que se abre la puerta para un mayor clientelismo y condicionamiento político”.

Uso Discrecional de los Recursos y “Superpoderes”: Se calcula que al subestimar la inflación el Gobierno Nacional recibirá ingresos “extra” por $15.000 millones (un 5% del Presupuesto), dinero que el Jefe de Gabinete podrá aplicar con total discrecionalidad mediante el simple uso de decisiones administrativas. A esas facultades, deben agregarse los ya acostumbrados “superpoderes”, la posibilidad de reasignar partidas ya presupuestadas.

El Proyecto contiene además un aumento del 30% en la “caja chica” del Presupuesto: la Jurisdicción 91 – Obligaciones a Cargo del Tesoro. Se trata de un “ministerio virtual” que no cuenta ni con edificios ni empleados, sin funciones específicas, pero con fondos por casi $19.000 millones que el Jefe de Gabinete maneja con total discrecionalidad.

Hace su debut en 2010 un “nuevo superpoder”. No sólo es el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios una de las áreas que mayores recursos recibirá –el 14% del total del Presupuesto–, sino que además los artículos 44 y 61 le confieren a dicho organismo la autorización para endeudarse por más de $9.100 millones en 2010 y por más de $22.500 millones en 2011 y 2012. La autorización para tomar deuda sin ningún detalle de las características viola asimismo nuestra Constitución Nacional.

Maquillaje Fiscal: El Proyecto de Presupuesto Nacional 2010 incluye además algo insólito. El artículo 79 del Proyecto habilita a realizar gastos durante 2010 “con cargo a los recursos que se perciban en el ejercicio siguiente”, es decir, “financiados” con recursos que todavía no se han recaudado. “Hasta ahora, el Ejecutivo subestimaba y escondía el superávit para gastar a discreción. Ahora patea los gastos para adelante porque no tiene cómo pagarlos”, observó Escudero.

Vicios de inconstitucionalidad: No sólo no se discuten ni permiten modificaciones al texto del proyecto, sino que además vaciamos de contenido el rol de este Congreso: un 20% del articulado (17 artículos) contienen delegaciones legislativas. Estos son los artículos: 7, 8, 9, 11, 12, 30,33,34, 38, 43, 44, 56, 57, 61, 85, 86, 88 del proyecto. Las mismas delegaciones que están prohibidas por el artículo 76 de nuestra constitución: no son cuestiones de emergencia pública, no son cuestiones de administración, no fijan bases para su ejercicio.

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: