Salta segunda en cantidad de Fiestas Populares

Se realizó el primer relevamiento del mapa de celebraciones regionales. En la Argentina hay siete por día. Más de la mitad tiene motivación religiosa. Córdoba está a la cabeza con cerca de 700.

Figuran tanto las grandes celebraciones colectivas, como el Festival de Cosquín, la Vendimia o los Carnavales en Gualeguaychú, como otras más pequeñas y no tan conocidas, como la Fiesta Nacional de la Gallina Hervida, el Festival Nacional del Novillo Gordo o la Fiesta Provincial del Perro del Trabajador Rural.

También se desprende de ese estudio que la provincia de Córdoba es el distrito con mayor cantidad de festejos, cerca de 700, seguida por Salta, Buenos Aires, Capital Federal, Santa Fe, Formosa y Jujuy.

Entre otros aspectos característicos de estos fenómenos culturales que son consideradas por la Unesco, desde 2003, como parte central del patrimonio inmaterial de un pueblo, está el impacto económico aún desconocido en términos cuantitativos. En torno a cada una de estas festividades se desarrollan iniciativas de todo tipo como juegos, competencias, bailes, concursos, exposiciones, patios de comida o venta de productos, desde el merchandising relacionado con la celebración hasta ropa, juguetes, artículos para el hogar o accesorios. Desde lo conceptual, visto su impacto en las economías regionales, estas festividades comenzaron a ser incluidas como expresiones de las industrias culturales.

Entre las festividades se detectó que un 36% de los eventos populares tiene motivación religiosa, un 32% corresponde a celebraciones cívicas, un 16% celebra actividades productivas de la zona, un 9% son artísticas y un 7%, folklóricas.

Según la geografía, en el norte y en el centro del país predominan las festividades religiosas, mientras que en la Patagonia son más los festejos de índole cívico. En tanto, en Nuevo Cuyo se observa una distribución más proporcionada, informa el diario La Nación.

Según las estaciones climáticas, cerca del 60% de las celebraciones se desarrolla en épocas templadas, entre diciembre y febrero. En cambio, durante el otoño, donde prácticamente no hay períodos de descanso, se desarrolla la menor cantidad de festejos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.