Los edificios de La Florida 62 y 86 nunca estuvieron en riesgo de demolición

Funcionarios de la Secretaría de Planificación y Desarrollo de la Municipalidad se reunieron esta mañana con ediles, organizaciones conservacionistas y vecinos.

Esta mañana se llevó a cabo en el Concejo Deliberante capitalino una reunión entre los ediles, el subsecretario de Planificación y Desarrollo de la Municipalidad, Emiliano Venier; el subsecretario de Planeamiento Urbano, Oscar Saavedra, el director general de Fiscalización de Obras Particulares, Marcelo Amado; la directora general de Planeamiento, Laura García de Leonarduzzi, la diputada Virginia Cornejo; miembros de organizaciones conservacionistas y vecinos para informar acerca de la situación actual y futura de los inmuebles de La Florida 62 y 86, donde funcionaban oficinas del Gobierno municipal.

Los funcionarios comunales informaron acerca del dictamen de la Municipalidad donde se desaprueba cualquier tipo de alteración fisonómica de los inmuebles antes mencionados.
El informe, realizado ante el pedido de la Comisión de Legislación y Petición del Concejo Deliberante, se concretó ante la preocupación de vecinos y asociaciones conservacionistas de la Capital. “Las versiones que indicaban que se iba a derrumbar parte del edificio son absolutamente infundadas, puesto que el municipio tiene como política central la conservación de los bienes que forman parte del patrimonio arquitectónico”, señaló el subsecretario de Planeamiento Urbano, Oscar Saavedra.
 Por otra parte, se destacó que  la decisión del Gobierno provincial de declarar Patrimonio Arquitectónico a todo el centro histórico de la ciudad “avala el trabajo que venimos haciendo en conjunto desde hace seis meses con la COPAUPS”, señaló el subsecretario de Planificación y Desarrollo, Emiliano Venier.
Durante la reunión se coincidió en la necesidad de generar ámbitos de discusión para aprobar los Códigos de Planeamiento Urbano y Edificación que actualmente se encuentran en evaluación por parte del Concejo Deliberante. Esto se basa en el hecho que las nuevas normativas prevén herramientas de gestión de planeamiento que permitan fortalecer las políticas de preservación y desarrollo en el área central y en el resto de la ciudad.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.